arona >

Aprobación definitiva de un presupuesto municipal para 2012 sin nuevas inversiones

El pleno municipal del Ayuntamiento de Arona. / DA

V. P. | Arona

El Ayuntamiento de Arona aprobó ayer de forma definitiva el presupuesto municipal de este año, después de que quedaran desestimadas las alegaciones a estas cuentas, que totalizan 86 millones de euros, con un aumento del gasto corriente y una reducción casi a cero de las inversiones públicas.

El asunto se zanjó en un pleno extraordinario con el voto favorable del gobierno local (CC), las abstenciones del PP y el CAN, y el rechazo del PSOE y Ciudadanos. Una sesión plenaria, primera desde que se conoció la condena de inhabilitación al alcalde, José Alberto González Reverón, en el que la oposición apenas intervino.

El portavoz socialista, José Julián Mena, en declaraciones a este diario, dijo que su partido ha votado no porque es un presupuesto que está “al servicio del pago de la deuda por años de despilfarros y sentencias judiciales condenatorias, aumenta el gasto corriente el 10,5% (casi 5 millones más); no dinamiza la economía (cero inversiones reales), sube la presión fiscal, y recorta de forma suicida (3%) las políticas sociales”. El portavoz del gobierno, Antonio Sosa, negó este último extremo: “No se recortan las políticas sociales, sino que se redistribuyen partidas, pues aumenta la destinada a remodelación de viviendas de personas con bajos recursos”, afirmó el edil de CC a este periódico.

Por su parte, Dionisio Rocha (PP) justificó su abstención por discrepar de puntos como la ausencia de inversiones reales, pese a que “el Ayuntamiento de Arona tiene buena capacidad de recaudación; y no entendemos tampoco por qué aumentan los gastos generales”.