a babor > Francisco Pomares

Bicentenario de Viera > Francisco Pomares

El próximo 21 de febrero se cumplen 200 años del fallecimiento de Viera y Clavijo, el más importante de los ilustrados canarios y el primer y más influyente historiador de las islas. En esta región nuestra, tan dada al autobombo, Viera es exhibido con frecuencia como una suerte de icono cultural, junto a lo que los poderes públicos consideran como los otros dos grandes hitos de nuestro pasado: las momias aborígenes y ‘Gaceta de Arte’. Lo cierto es que Viera ha tenido menos suerte que las momias y que la facción surrealista de Tenerife. Una gran parte de su obra sigue sin publicar, y algunos de sus textos más importantes carecen de ediciones críticas solventes. A cambio, la España tropical ha dedicado a Viera multitud de estatuas, calles, homenajes y todo tipo de reconocimientos.

Hace algunos años, el departamento canario de Cultura decidió convertir el día del fallecimiento de Viera en Día de las Letras, y desde entonces, se celebra cada año por esas fechas, haciendo coincidir el evento con el rescate de algún autor y la edición de sus obras.

Este año, por lógica, se esperaba que el propio Viera y Clavijo fuera el autor homenajeado en su bicentenario, pero la dirección general de Patrimonio, de la que dependen el libro y las bibliotecas, ha decidido que Viera comparta cartel con algún otro, porque ya se le dedicó el día de las letras, y no es cuestión de repetir. En ese debate tan inteligente y provechoso, anda instalado Patrimonio, con la ayuda de un Parlamento de Canarias tan puesto en estas materias, que ya dedicó un reciente Día de las Letras al científico Blas Cabrera.

Frente al tradicional despiste cultural de Gobierno y Parlamento, el ayuntamiento de Los Realejos -ciudad natal del polígrafo- reunió el pasado 16 de julio una comisión mixta coordinada por el profesor Rafael Padrón (uno de nuestros mejores especialistas, responsable de las extraordinarias ediciones de los viajes de Viera realizada por el Instituto de Estudios Canarios), e integrada por representantes de varios ayuntamientos, de las dos universidades y las sociedades culturales, con la intención de coordinar los actos del Bicentenario. La comisión vuelve a reunirse esta semana en Las Palmas, integrando al Museo Canario y a la Real Sociedad, y lo hará próximamente en Fuerteventura. Es evidente que la crisis se ha comido hasta el último euro, pero en tiempos de escasez aunar esfuerzos es importante, y hacer las cosas correctamente más aún: entre las propuestas de Los Realejos está la de proponer formalmente al Parlamento que el próximo Día de las Letras Canarias sea dedicado en exclusiva al ilustrado.