Educación > tasas universitarias

Canarias tendrá una de las tasas universitarias más bajas de España en el curso 2012/2013

EUROPA PRESS | Las Palmas de Gran Canaria

La Comunidad Autónoma de Canarias tendrá una de las tasas universitarias más bajas de España en el curso 2012/2013, según puso este martes de manifiesto el vicepresidente y consejero de Educación, Universidades y Sostenibilidad del Gobierno de Canarias, José Miguel Pérez.

De esta manera, comentó que a pesar del incremento de las tasas universitarias decididas por el Ministerio, las mismas se mantengan en Canarias entre las más bajas del Estado para el curso 2012/2013.

“El Gobierno central nos ha puesto en una situación muy delicada y nos ha castigado por tener las tasas más bajas del Estado en estos años, pero hemos hecho un gran esfuerzo para que la repercusión en nuestros estudiantes sea la menor posible”, manifestó Pérez.

Agregó que el Gobierno de Canarias cumplió con la Ley, una Ley con la que el Ejecutivo regional no de acuerdo porque dificulta el acceso a la Universidad a quienes tienen menos recursos.

“Sin embargo –prosiguió–, desde el Gobierno de Canarias amortiguamos en todo lo posible sus efectos antisociales y, por ello, a pesar de la subida obligada por Ley, los estudiantes canarios tendrán una de las tasas más bajas de todo el Estado para estudiar en las Universidades públicas canarias”.

La tabla de los precios públicos o tasas para las Universidades canarias estipulada para el próximo curso recoge que se incrementará sólo el IPC, un 1,9%, en todas las titulaciones que corresponden a enseñanzas “a extinguir”, según el Espacio Europeo de Educación Superior, fundamentalmente diplomaturas y licenciaturas.
LOS PRECIOS MÁS BAJOS DE ESPAÑA EN LOS ÚLTIMOS AÑOS

El Gobierno canario informó en un comunicado que según estipula el Real Decreto del Gobierno central, se aumenta obligatoriamente el precio de los créditos en las titulaciones de Grado.

Esto supone que desde el Ministerio de Educación se “impone” para Canarias un aumento del 40%, ya que el archipiélago ha mantenido los precios más bajos de toda España durante los últimos años.

En esa línea, el Real Decreto establece que para las enseñanzas de Grado, los precios públicos cubrirán entre el 15 y el 25% de los costes en primera matrícula; entre el 30 y el 40% en segunda matrícula; entre el 65 y el 75% en la tercera y entre el 90 y el 100% a partir de la cuarta.

Mientras, en cuanto a los masters se mantiene una subida mínima del IPC, 1,9%, en todos aquellos que conllevan el desempeño de una profesión, dado que el precio fijado para el pasado curso lo permite, y, siguiendo la imposición del Real Decreto, se aumenta el precio de los que no se consideran profesionalizantes.

En este sentido, el Real Decreto Ley impone que, para las enseñanzas de master que habiliten para el ejercicio de actividades profesionales reguladas en España los precios públicos cubrirán entre el 15 y el 25% de los costes en primera matrícula; entre el 30 y el 40% en segunda matrícula; entre el 65 y el 75% en la tercera y entre el 90 y el 100% a partir de la cuarta matrícula.

Asimismo, el Real Decreto señala que para enseñanzas de master no comprendidas en el número anterior los precios públicos cubrirán entre el 40 y el 50% de los costes en primera matrícula y entre el 65 y el 75 por ciento a partir de la segunda.

Fruto del mismo documento, se suben mínimamente también aquellos estudios conducentes a la obtención del doctorado.
“GRAN ESFUERZO” PARA QUE LA SUBIDA INCIDA LOS MENOS POSIBLE

Aquí, Pérez destacó que el Gobierno de Canarias, en su defensa de la enseñanza pública y del alumnado, “ha realizado un gran esfuerzo para que la subida definida por el Ministerio incida lo menos posible en los estudiantes universitarios y en sus familias”.

“Las tasas bajas que hemos mantenido hasta ahora, al aplicar las obligadas directrices del Real Decreto, nos obliga a que la subida sea importante en los grados”, explicó el vicepresidente y consejero.

Concluyó que a pesar de la medida y debido al empeño del Ejecutivo regional, se mantienen los precios por debajo de la media de las distintas comunidades, “lo que indica la eficiencia de las universidades públicas de las islas”.