convenio carreteras >

Canarias y Fomento volverán a reunirse en septiembre en busca de soluciones al convenio de carreteras

El consejero canario de Obras Públicas, Transportes y Política Territorial, Domingo Berriel, ha anunciado este jueves que el Ejecutivo de Canarias y el Ministerio de Fomento volverán a reunirse el próximo mes de septiembre con la esperanza de encontrar soluciones al convenio de carreteras.

Desde el departamento que dirige Ana Pastor se ve como “un compromiso contraído” los 20 millones que el Ejecutivo de Paulino Rivero reclamó al Gobierno central para poder terminar las infraestructuras prioritarias contempladas en el convenio de carreteras.

El consejero canario se reunió este jueves en el Ministerio con el secretario general de Infraestructuras del Ministerio de Fomento, Gonzalo Jorge Ferre Moltó.

Tras el encuentro, Berriel ha dicho tener una “gran preocupación” porque Canarias necesita continuar con las obras previstas, pero que por otro lado, tiene “una hoja de ruta abierta” ya que el secretario general de Infraestructuras está mentalizado de que “las cantidades del convenio de Canarias son un compromiso contraído”.

El consejero ha hecho hincapié al responsable de Fomento sobre la situación del convenio de carreteras “para tener certeza de cuál es la cantidad” que asignará a Canarias y que por lo menos “no impida concluir” las infraestructuras “que están en marcha”.

Sin embargo, ha recalcado que el convenio no queda paralizado, ya que se seguirán realizando aquellas obras que se consideren prioritarias, las que sean por motivos de seguridad o aquellas a las que les “falte muy poco para ponerlas en marcha”.

Entre ellas, ha destacado que se concluirá la cuarta fase de la circunvalación de Las Palmas de Gran Canaria, aunque de momento “no contemplan nada concreto”.

Aumento de 20 millones en los presupuestos

Berriel ha asegurado que la partida de 20 millones de euros que Palino Rivero pidió a Fomento en junio podría ser factible por un aumento de los créditos. Además, ha recalcado que el Gobierno de las islas ha hecho “un plan de ajuste muy crítico”. “Son números muy difíciles de encajar, por eso le dijimos que necesitábamos más dinero para afrontar el programa de forma más realista”, ha apostillado.

El consejero ha afirmado que Canarias no puede “cerrar los números” y que por ello sale de la reunión “muy preocupado, pero con esperanza para que haya una solución pronto”.

También ha recordado que la deuda conjunta de obras públicas de este año y el que viene es de “cincuenta y pico millones”, y que por eso “están buscando soluciones urgentes” con el Ministerio.