Santa Cruz >

El acceso hasta Cueva Bermeja, aún sin solución

N. T. | Santa Cruz de Tenerife

El mantenimiento de 200 metros de acera y zonas verdes situados frente al acceso de Cueva Bermeja no para de entrar y salir de los despachos de las tres administraciones que al parecer tienen potestad sobre ese tramo concreto: Autoridad Portuaria, Cabildo de Tenerife y Ayuntamiento de Santa Cruz. Se trata del tramo de la autovía de San Andrés (TF-11, kilómetro 4,5), en su margen derecho en dirección a Las Teresitas y que desde la riada del 31 de marzo de 2002 está a la espera de una solución. Aunque los destrozos ocasionados en el talud por las intensas lluvias fueron reparados por el Cabildo, administración responsable del mantenimiento de la autovía, no se repararon ni las aceras ni los espacios verdes de ese tramo al considerar, según se recoge en un informe elaborado por el Ayuntamiento de Santa Cruz, que no son de su competencia.

Esta postura no es compartida por el Ayuntamiento en modo alguno puesto que “nunca ha realizado el mantenimiento de la acera ni de las zonas verdes existentes desde la rotonda de la entrada del dique del esta hasta la calle Río Orinoco (subida a Cueva Bermeja)”, añadiendo los técnicos que de hacerse cargo de un tramo del que no es competente el Consistorio tendría unas implicaciones jurídicas importantes.


Acera olvidada

En cuanto a la Autoridad Portuaria, esta cedió parte de sus competencias en ese tramo al Ayuntamiento, pero el intervalo en cuestión no entraba en esa cesión. Por tanto, la acera sigue a la espera de que alguna administración se haga cargo de ella. Según el Ayuntamiento de Santa Cruz, “la explotación de las carreteras comprende las operaciones de conservación y mantenimiento” por lo que estiman los técnicos que “debe ser el Cabildo de Tenerife el que realice el mantenimiento de la vía”. Como era de esperar, el Cabildo opina justo lo contrario, tal y como recoge la respuesta dada al Partido Popular, que se interesó por este asunto y se dirigió directamente a la Corporación Insular, que alegó que “en cualquier caso, el mantenimiento de la acera o carril bici es de competencia municipal”.