economía>

El Cabildo propicia la competencia entre operadores de telefonía

El vicepresidente del Cabildo, Carlos Alonso, junto a la publicidad de los operadores en el tranvía. | DA

DIARIO DE AVISOS | Santa Cruz de Tenerife

Los ciudadanos de Tenerife ya están empezando a percibir las ventajas que ha traído consigo el proyecto ALIX y la puesta en funcionamiento del NAP (centro de datos neutro), iniciativa del Cabildo de Tenerife, que se ha traducido en unas conexiones a Internet más rápidas y de mayor calidad y, sobre todo, más baratas. Desde el despliegue del cable submarino de fibra óptica, llegado desde Cádiz de la mano de la empresa Canalink, se han abierto las puertas a nuevos operadores, dinamizando así la competencia y el libre mercado.

Esta bajada de costes ha permitido a los operadores mejorar los servicios que ofrecen al usuario final, que hasta el momento no se podían equiparar a los ofrecidos en el resto del territorio peninsular. Pero este modelo de servicios competitivos de mayor calidad requiere, por un lado, realizar nuevas inversiones en las redes de acceso de cada operador en Canarias, y extenderlas, gracias al anillo insular de telecomunicaciones que el Cabildo impulsó hace casi dos años, a localidades donde hasta ahora se estaba aplicando el modelo de reventa del único operador existente. De esta forma, ya pueden competir con red propia y con las ventajas de calidad y precio que ello supone para el abonado final.

El anillo, cuya primera fase ha permitido conectar el NAP con el área metropolitana, conformará una red troncal capaz de ofrecer una conexión de alta velocidad, fluida y eficaz a los distintos núcleos urbanos que, dadas las características singulares de la Isla, no disponen de conexiones de banda ancha. Del mismo modo brindará las infraestructuras básicas de telecomunicaciones para que los operadores puedan ofrecer sus servicios en igualdad de condiciones.

La reducción de costes mayoristas propiciada por la corporación insular que ha sentado las bases para este nuevo panorama de las telecomunicaciones en la Isla, ha llegado ya al usuario final, tal y como reflejan las campañas lanzadas por los principales operadores en los diferentes medios de comunicación y otros soportes publicitarios. La guerra de captación de clientes a la que asistimos estos días se traduce en una serie de ventajas en cuanto a la calidad y velocidad de las conexiones de navegación por Internet.

Si hace unos meses era ONO quien anunciaba la implantación en Canarias de la nueva tecnología capaz de ofrecer 50 y 100 megas y la nueva plataforma de televisión digital TIVO, es ahora Orange quien anuncia su nueva red con el 95% de cobertura 3G. Este operador invirtió en el segundo semestre del pasado año más de 14 millones para renovar su red fija y móvil, y ha abierto nuevas centrales que ofrecen cobertura de red propia a más de 180.000 habitantes. Tal y como indicó la compañía, el nuevo cable submarino ha permitido ampliar la capacidad de transmisión con el consiguiente crecimiento de datos.

Telefónica ha reaccionado a este aumento de competencia priorizando a Canarias frente a otros territorios peninsulares a la hora de invertir en el despliegue hasta los hogares de las nuevas redes de fibra óptica, y nos sitúa tras Madrid y Barcelona como pioneros en esta tecnología.
Por último, la operadora de telecomunicaciones Vodafone también está realizando un importante esfuerzo en mejorar los sistemas con una inversión de 50 millones de euros destinada a la renovación de la infraestructura de conexión a través de fibra óptica.
[apunte]
Alonso: “Estamos viviendo un círculo virtuoso”

El vicepresidente económico del Cabildo Insular de Tenerife, Carlos Alonso, valoró la incorporación de los operadores en este nuevo mapa de las telecomunicaciones, que es ya una realidad, y que parte de las importantes infraestructuras que ha puesto a disposición el proyecto ALIX con sus tres ejes vinculados al despliegue del cable submarino, la fibra troncal a través del anillo de telecomunicaciones, y el NAP.

De esta forma, según explicó Alonso, apenas un año después de la puesta en marcha del Centro de datos en Granadilla, “estamos viviendo un nuevo círculo virtuoso muy beneficioso para nuestra economía, que viene dado por una mejora en la calidad y servicios que se ofertan a los clientes, permitiendo así aumentar la inversión y el empleo en el área de las telecomunicaciones, que es en definitiva el principal objetivo que nos planteamos en este momento desde el Cabildo Insular de Tenerife”.

El también vicepresidente de la institución tinerfeña, Carlos Alonso, que, con los resultados obtenidos, se confirman todos los pronósticos que apuntaban al salto tecnológico que supondría el proyecto ALIX para Canarias, “con una prestación de servicios con más calidad, mayor capacidad y a un mejor precio”. “Tal y como anunciábamos”, señaló Carlos Alonso, “a partir de ahora, la competencia entre las distintas operadoras de telefonía será cada vez mayor a la hora de ofrecer precios más baratos y mejores conexiones a sus clientes, lo que supondrá un beneficio y mayores ventajas para todas las personas que realizan llamadas telefónicas o se conectan a Internet en las Islas, uno de los objetivos de este proyecto”.

ALIX es una propuesta del Cabildo de Tenerife, liderada por el Instituto Tecnológico y de Energías Renovables (ITER), con el fin de fomentar la competitividad de la Isla de cara al mercado global de las TIC y eliminar las carencias estructurales del sector de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC). [/apunte]