caso gürtel >

El exalcalde de Majadahonda no sabe explicar ante el juez el origen de joyas, coches de lujo y relojes

EUROPA PRESS | Madrid

El exalcalde de Majadahonda Guillermo Ortega (PP) no ha sabido explicar ante el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz el origen de las joyas, los coches de lujo y los relojes que presuntamente le habrían ofrecido los cabecillas de la trama Gürtel a cambio de contratos y adjudicaciones municipales, informaron fuentes personadas en la causa.

Ortega, que ha declarado durante casi una hora, ha mantenido que tenía dedicación exclusiva para el Ayuntamiento de Majadahonda, del que provenían sus únicos ingresos, y que su sueldo le habría permitido comprar “en efectivo” varios coches de lujo, entre ellos un Maserati y un Jaguar.

Uno de estos vehículos está a nombre de su padre a pesar de que éste no tiene carné de conducir, según ha reconocido el propio compareciente, que ha tratado de explicar esta situación asegurando que se lo entregó porque lo necesitaba tras la muerte de su madre y desde entonces lo utilizan sus hermanos.

Trajes pagados por la exmujer de Correa

El imputado tampoco ha recordado, según las citadas fuentes, por qué su jefa de gabinete, Carmen Rodríguez Quijano, exmujer del presunto cabecilla de la trama, Francisco Correa, le pagó varios trajes a medida en una boutique de la calle Serrano de Madrid, tal y como consta en los justificantes del establecimiento que obran en la causa.

Aunque ha reconocido que tuvo “relaciones” con la joyería Suárez de Madrid, ha dicho no saber lo que supuestamente compró en ella. En concreto, un informe policial de 2011 revelaba que Ortega gastó más de 1,2 millones de euros en la adquisición de relojes de firmas suizas de lujo a cargo de la ‘caja B’ de la red corrupta.

Ortega, que ha explicado que no tiene recibos de todas estas compras porque se ha cambiado cuatro veces de piso desde que se produjeron las primeras detenciones, tampoco ha recordado si la constructora Pryconsa, cuyas actividades se investigan en este procedimiento, le regaló un piso que luego éste habría vendido a la exmujer de Correa.


“La Gürtel quedará en nada”

A pesar del contenido de su declaración, a su salida de la Audiencia Nacional el exalcalde de Majadahonda se ha mostrado “encantado” de poder “explicarse en sede judicial” porque no lo hacía desde marzo de 2009. “Estoy convencido de que Gürtel quedará en nada”, ha vaticinado.

Por su parte, Rodríguez Quijano se ha remitido a la declaración que realizó ante la Guardia Civil en febrero de 2009 y ha asegurado que todos los gastos de sus propiedades los pagaba su exmarido. Del mismo modo, ha apuntado que como jefa de gabinete del alcalde de Majadahonda no tenía “capacidad de decisión” en materia de contratos y adjudicaciones.

La exmujer de Correa figuraba en la constitución de al menos dos empresas que formaban parte de la trama Gürtel, Special Events y Viajes Pasadena. En la primera aparecía en el registro como administradora única mientras que en la segunda tenía el cargo de consejera delegada.

Ruz realizó estas citaciones a petición de la Fiscalía Anticorrupción y después de que el juez recibiera un informe de la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales (UDEF) de la Policía Nacional y diversa documentación bancaria remitida por Banesto.


Informe modificado

Además, el juez instructor ha tomado declaración a Teresa Villó, auxiliar administrativo del Departamento Técnico de Contratación de Radio Televisión Valenciana (RTVV), en la parte del procedimiento en el que se investiga la adjudicación de un contrato de 7,49 millones de euros a la trama por el contrato de sonorización de la visita que el Papa hizo a Valencia en 2006.

La testigo, que ha sido preguntada por el informe que se utilizó para jusitificar esta adjudicación, ha dicho que elaboró la parte de las condiciones técnicas pero no una segunda parte del documento en el que, además, se incluían errores de ortografía. Según ha dicho, estos fallos, ella no los ha cometido “en 27 años de profesión”.