Códice Calixtino >

El juez afirma que “una hipótesis” es que el detenido sacase dinero de la caja fuerte de la Catedral antes del recuento

EUROPA PRESS | Santiago

El juez que lleva la causa por la sustracción de la Catedral de Santiago del Códice Calixtino, José Antonio Vázquez Taín, ha admitido que “una de las hipótesis posibles” con las que trabajan los investigadores es que el detenido, Manuel F.C., sacase dinero de la caja fuerte de la basílica compostelana antes de su recuento para así no llamar la atención sobre sus actuaciones.

En una entrevista concedida a la Televisión de Galicia y recogida por Europa Press, el juez de la causa ha señalado que ésta es “una de las hipótesis posibles” que investiga la Policía quien, sin embargo, aún no ha determinado el origen del dinero y mantiene abiertas “muchísimas” líneas.

Aunque ha admitido que los 1,7 millones localizados en poder del detenido, extrabajador de la Catedral de Santiago, pueden parecer una “cantidad sorprendente”, ha instado a “ser muy prudentes”, dado que los investigadores aún no han sacado sus “conclusiones” sobre “el origen” del mismo y trabajan con “diferentes hipótesis”.

“No es la primera vez que llevo un asunto de desfalco y las cantidades son muy semejantes, con un trabajo meticuloso no es tan imposible juntar este dinero”, ha sentenciado Vázquez Taín, al tiempo que ha recordado que la Catedral compostelana “no maneja sólo donativos”, sino que “tiene ingresos que vienen de otras actividades”.

Se daba por perdido

Desde el inicio de la investigación, Vázquez Taín ha destacado que los agentes siguieron “todas las posibilidades” sobre la situación del Códice y que, incluso, en “muchos momentos” se “dio por perdido”.

“No teníamos una idea fija de donde podía estar”, ha explicado el juez, quien ha elogiado el trabajo “minucioso, profesional, serio y callado” llevado a cabo por los agentes de la Brigada de Patrimonio. “En muchos momentos pensamos: podremos llegar a saber quien es, pero no encontrar el Códice”.

Entre la “pluralidad de líneas de investigación” que se siguieron, Vázquez Taín ha recordado que también estaba el ahora detenido, aunque ha rechazado las críticas que apuntan a que, en un documento interno, un agente señalaba al exelectricista como culpable unos días después del robo. “Por rumores no se puede adoptar una limitación de derechos, la justicia tiene que ser seria”, ha indicado el juez, que ha recodado que el auto contra el implicado se firmó cuando se tuvo “la base jurídica” necesaria.

Colaboración de la iglesia

La Iglesia como institución “estuvo tan interesada como cabía esperar” en la investigación y “colaboró en todo momento”, ha destacado el juez.

Asimismo, ha precisado que “en los primeros días” hubo “una colaboración mutua no en el aspecto de instrucción sino en el de analizar las medidas técnicas de seguridad y hacer los cambios necesarios para aumentar la seguridad en la Catedral”.