puerto de la cruz>

El personal del servicio de recogida de basura desconvoca la huelga

El personal cumplió con los servicios mínimos el día de huelga. | M. PÉREZ

G. GULESSERIAN | Puerto de la Cruz

Los trabajadores de la empresa Sufi Tarajal, concesionaria del servicio de recogida de basura en Puerto de la Cruz, desconvocaron ayer por la tarde la huelga iniciada un día antes al cobrar las nóminas de los meses de mayo y junio y la doble paga. La decisión fue adoptada por unanimidad durante una asamblea del personal, confirmaron fuentes del comité de empresa.

Pese a que la desconvocatoria oficial se hará recién el lunes los empleados volverán de inmediato y “con normalidad” a sus puestos de trabajo. La medida de fuerza, durante la cual se cumplieron los servicios mínimos, se inició en la medianoche del viernes debido a los incumplimientos en el pago de los salarios.

Responsables de la empresa le confirmaron a los representantes de los trabajadores que en lo que va de año el Ayuntamiento “sólo le ha abonado la mitad de la factura de enero” y argumentaron que éste es el motivo del retraso, y se comprometieron “a hacer todo lo posible” para que el próximo mes no se produzca la misma situación.

El comité de empresa asegura que ha solicitado en varias ocasiones una reunión por registro de entrada “a tres partes”, con el grupo de gobierno municipal y la empresa concesionaria para aclarar cuál es la situación, pero hasta el momento no han recibido respuesta.
Por su parte, fuentes del grupo de gobierno indicaron a este periódico que “todavía no entienden los motivos de una huelga” que consideran “injustificada”.

El edil de Concesiones Administrativas, Lope Afonso, aclaró que se trata de un conflicto entre la empresa y los trabajadores. Aún así, “por el bien del municipio” y dada la proximidad de las fiestas de Julio, el grupo de gobierno ha hecho “un esfuerzo titánico” para pagarle a Sufi Tarajal una factura importante.

En otro orden de cosas, fuentes municipales apuntaron que “también hay otras cuestiones sobre la mesa”, entre el consistorio y Sufi Tarajal, como es la revisión del precio del contrato, que “podría tener repercusiones en los trabajadores”. Al ser consultadas sobre la posibilidad de que el Ayuntamiento portuense pueda rescindir el contrato con la empresa, indicaron que se trata de “un contrato complejo porque tiene varias ramificaciones y por eso no se puede hacer de manera inmediata”.