lucha canaria>

El plato fuerte de la Copa

La otra semifinal, entre Tijarafe y Punta Brava, se disputará este lunes. | JOSÉ ROMERO

LUIS DE LA CRUZ | Santa Cruz de Tenerife

El terrero Chaval I puede registrar esta noche (21.00 horas) el mayor lleno de la temporada. El Rosario Estación de Servicio El Mirador puede certificar una campaña histórica. Los valleros se miden, en la luchada de ida de las semifinales de la Copa Ciudad de La Laguna, ante el Promogade Chijafe. En lenguaje coloquial vallero, el Valle casco se mide con El Consumo. El conjunto sureño cuenta en sus filas con Marcos y Eusebio Ledesma, valleros de pura cepa, y que quieren dar un título a la directiva del Valle de San Lorenzo, que son muy trabajadores y realizaron un esfuerzo sobrehumano para confeccionar una plantilla competitiva. El equipo, que preside Miguel Varela, llegó a las semifinales después de dejar atrás al Tegueste Mercatenerife.

Es un equipo al que le va la marcha y en situaciones límites funciona muy bien. Kirén González es el referente de esta escuadra y cuenta con la inestimable ayuda de Raúl González, quien temporada tras temporada repite unos números increíbles. Diego Pérez y Pedrito Gutiérrez son otros de los luchadores que siempre suman, junto a Juan Luis Santana, Aitor Molina e Iván Méndez El Indio. Por su lado, los sureños son conscientes que la eliminatoria se decidirá en su terrero. Por tanto, la estrategia consiste en nadar y guardar la ropa. Frenar a Eusebio Ledesma, en las primeras sillas, es una de las consignas que quiere aplicar Quico González entre la plantilla del Rosario Estación El Mirador.