prospecciones petrolíferas >

El PP cree que Rivero “hace el ridículo con su batallita” contra los sondeos

EFE | Las Palmas de Gran Canaria

El PP ha acusado hoy al presidente de Canarias, Paulino Rivero (CC), de estar “haciendo el ridículo por Europa” con sus denuncias contra las prospecciones petrolíferas autorizadas por el Consejo de Ministros a Repsol en archipiélago, unas quejas que califica de “batallita absurda”.

“Paulino Rivero esté movilizando recursos económicos y humanos de la comunidad autónoma para mantener artificialmente una polémica en la que carece por completo de competencia y en la que no ha hecho sino cosechar fracasos, uno tras otro”, asegura el secretario general del PP en las islas, Asier Antona, en un comunicado.

El número 2 del PP recuerda que la Comisión Europea ha publicado recientemente una notificación en el Diario Oficial de la UE en la que comunica a quienes han formulado denuncias en Bruselas contra esas prospecciones que, por el momento, no se aprecia que esos permisos vulneren la legislación comunitaria.

Y remarca que también el Tribunal Supremo ha desestimado por dos veces las medidas cautelares pedidas por el Gobierno de Canarias y el Cabildo de Lanzarote para suspender los permisos de Repsol.

“¿Qué tiene que ocurrir para que el Gobierno de Canarias, en la persona de Rivero y José Miguel Pérez (el vicepresidente regional y secretario general del PSC-PSOE), reconozcan la plena competencia del Estado en la materia y la adecuación del procedimiento a la legalidad vigente?”, se pregunta el dirigente popular.

Antona sostiene que “nadie en su sano juicio puede cuestionar” la legalidad del procedimiento seguido por el Consejo de Ministros para autorizar esos sondeos petrolíferos y que la oposición del Gobierno de Canarias a ellos responde a “una obstinación de Rivero”.

En su opinión, el presidente de Canarias, “lejos de asumir la posible existencia de hidrocarburos como un beneficio potencial para la economía y el empleo de Canarias, ha preferido montar una batallita que no tiene recorrido”.

“La pregunta es hasta cuándo los canarios vamos a soportar a un presidente que se obstina en un rechazo a las prospecciones sin el menor fundamento científico, entablando conflictos absurdos con otras administraciones y perjudicando las expectativas de la economía canaria”, señala.