triatlón>

“Estoy seguro de que voy a llegar al Teide”

Darío Dorta en el cartel promocional. | DA

MARTÍN-TRAVIESO | Santa Cruz de Tenerife

¿Es posible recorrer 280 kilómetros durante tres días sin descansar? Darío Dorta lo demostrará el próximo 14 de septiembre. Siguiendo un circuito en espiral, este superman tinerfeño recorrerá su Isla a través de senderos y carreteras, para finalizar con la coronación del techo de España, el Teide. Y todo por una buena causa, recaudar fondos para Fundaciones y Asociaciones vinculadas al estudio e investigación contra el cáncer.

-¿En qué consiste este proyecto que se llama Runspiral 2012?

“Esto es una locura que está tomando una dimensión enorme. Voy a salir el 14 septiembre a las 14:30 horas de la plaza de España y luego el recorrido transcurre por La Laguna, Candelaria, Granadilla, Guía de Isora, Masca, Carrizales, Teno Alto, Buenavista, Garachico, La Orotava y El Teide, al que espero llegar, y voy a llegar, el lunes 17 de septiembre sobre las 9.30 horas”.

– Y todo por un fin solidario.

“No me cansaré de decir que tenemos que apoyar todas las iniciativas que se hagan para luchar contra el cáncer. Ahora que estoy metido en este proyecto me doy cuenta que la gente tiene muchas ganas de apoyar, por lo que hay que aprovechar el momento. Con pequeñas aportaciones podemos suplir los recortes tan grandes que están sufriendo las fundaciones que están ayudando a desarrollar diferentes líneas de investigación”.

-¿Está encontrando suficientes apoyos?

“Tengo el apoyo de la gente que esperaba, pero no tanto de la gente que necesitaba. Este es un proyecto autofinanciado y muchas veces me quita más el sueño este tema que los propios entrenamientos. Me molesta mucho que haya empresas que han avalado proyecto de gente que no representa al pueblo de Tenerife y luego los proyectos de aquí no son mirados de la misma manera. Al final cuento con con apoyos individuales, pero necesito que se involucren las empresas. En las instituciones tengo las puertas abiertas, pero hace falta algo más”.

– ¿La gente particular que quiera, de qué manera te puede apoyar?

“Hay una cuenta habilitada para las donaciones. Me conformo con la calderilla que le sobra a la gente en el bolsillo, ya que con ese poco se puede recaudar entre muchos una gran cantidad de dinero. También se puede hacer una compra de kilómetros. Cada kilómetro cuesta dos euros y al final tendrá un certificado de que con ese dinero hemos podido recorrer esos kilómetros. Y en Intersport Meridiano está a la venta la camiseta del evento. El 14 de septiembre me gustaría ver una marea de camisetas con los colores blanco y violeta, que son los nuestros. La gente me puede acompañar en los tramos diurnos, para que así esta iniciativa tenga un calado mucho mayor”.

-¿Cómo se está preparando para poner a su cuerpo al límite?

“Lo peor del reto es entrenar tantas horas solos. Tengo a un equipo enorme que me está ayudando a realizar entrenamientos de 12 o 14 horas de duración. Esto consiste en llegar, por lo que es imposible estar tres días seguidos sin parar d correr. Habrá tramos que por la orografía del terreno los tenga que hacer caminando, pero lo importante es estar el lunes en el Teide. La intención es hacer unos 100 kilómetros al día. De todas maneras, el reto ya está conseguido desde que la primera persona compró una camisa y creyó en mi proyecto sin conocerme. Estoy hipotecando mi vida desde febrero”.