copago farmacéutico >

Euskadi aplicará el copago farmacéutico pero estudia compensar el gasto

EFE | Vitoria

El Gobierno Vasco aplicará el copago farmacéutico cuando los sistemas de prescripción y dispensación del Servicio Vasco de Salud-Osakidetza estén “en condiciones de hacerlo”, pero estudia fórmulas para compensar este desembolso a los sectores más desfavorecidos de la sociedad.

El lehendakari, Patxi López, se ha reunido hoy con los responsables de los servicios jurídicos del Gobierno Vasco y de los departamentos de Sanidad y Asuntos Sociales para analizar las consecuencias de la decisión del Tribunal Constitucional (TC).

El Alto Tribunal ha admitido hoy a trámite un recurso del Gobierno central para declarar el conflicto positivo de competencias con el decreto del País Vasco que impedía el copago farmacéutico en esta comunidad, que queda así paralizado.

En un comunicado tras esta reunión, la Presidencia del Gobierno Vasco ha explicado que, “como no puede ser de otro modo”, acata, aunque no comparte, la decisión del Constitucional de suspender cautelarmente su decreto que dejaba sin efecto en Euskadi el copago farmacéutico.

Anuncia que, en consecuencia, “la aplicación de las consecuencias de dicha suspensión se producirá cuando los sistemas de prescripción y dispensación farmacéutica de Osakidetza estén en condiciones de hacerlo”, aunque no da una fecha concreta.

El Ejecutivo de Vitoria también ha dado a conocer que ya ha comenzado a estudiar las fórmulas para “compensar el desembolso económico al que se vean obligados los colectivos sociales más vulnerables y con menos recursos por culpa del recorte de derechos sociales que supone el copago”.

Ha reiterado su posición contraria a esta fórmula por considerarlo “socialmente injusto, ya que penaliza a los colectivos más vulnerables de la sociedad y dañino para el sistema de salud, que tanto ha costado a la ciudadanía vasca construir a lo largo de muchos años”.

A juicio del Ejecutivo de Vitoria, esta medida de recorte que “impone el pago de servicios” de la sanidad pública a la ciudadanía no busca la sostenibilidad del sistema ni el equilibrio de las cuentas públicas, y reparte “de forma injusta los sacrificios ante la crisis”.

Añade que la medida que trata de “imponer” el Gobierno de Mariano Rajoy “vulnera las competencias del País Vasco y limita de forma antijurídica su autogobierno”, por lo que el Gobierno Vasco anuncia que va a agotar todas las vías para defenderlo.