educación >

Expulsan una semana de la guardería a un niño por morder a sus compañeros

EFE | Alicante

Una mujer de Benejúzar (Alicante) ha denunciado ante la Policía Local y la Guardia Civil que su hijo de 15 meses ha sido expulsado una semana de la guardería municipal de la localidad por morder a sus compañeros.

El pequeño ha sido expulsado por “motivos disciplinarios” desde este lunes y hasta el próximo viernes, según una nota del grupo municipal socialista de Benejúzar, que ha considerado “excesiva” la medida impuesta.

En la denuncia presentada ante la Policía Local, la madre sostiene que la expulsión se debe a una “orden recibida en el centro desde la Concejalía de Educación”.

En ambas denuncias, facilitadas a los medios de comunicación, la mujer alega la imposibilidad de que ningún familiar ni ella misma se puedan hacer cargo del niño en horario matinal por razones laborales.

Afirma que habló con el concejal de Educación, Francisco Lorenzo, quien le dijo que se había adoptado esa medida, que no se iba a revocar y la solución consistía en dejar al pequeño en casa durante una semana “a ver si así se le quita la costumbre de morder”, según consta en la denuncia interpuesta ante el instituto armado.

La denunciante opina que esa no es la solución, ni tampoco lo es el ofrecimiento formulado por el edil de que el menor “sea visto por los servicios de psicología municipales”, ya que, según la madre, es un niño de un año de edad que “no comprende lo que hace ni lo que se le dice”.

Por su parte, el concejal de Educación ha explicado a Efe los motivos que le han llevado a la resolución de expulsar una semana al menor, una decisión que, según ha subrayado, se adoptó de forma consensuada con la directora de la guardería infantil, después de que ésta le solicitara ayuda.

Según Lorenzo, el niño en cuestión mordió de forma “grave” y “hasta en tres ocasiones” a varios compañeros, algo que provocó quejas por parte de padres y madres.

“La directora me llamó y entre ambos consensuamos que, cautelarmente, el niño se quedase en casa esta semana, ya que igual estaba más nervioso por algo”, ha indicado Lorenzo, quien ha añadido que el pequeño no había ocasionado ningún problema durante los meses anteriores.

“Es una cuestión de seguridad y de preocuparse por la integridad de los chiquitos; no entiendo cómo se ha magnificado tanto la situación”, ha señalado el edil.