política >

Fernando Clavijo: “No ha habido renuncias ni concesiones, sino ganas de trabajar por el proyecto”

El secretario general de CC en Tenerife y alcalde de La Laguna, Fernando Clavijo. | SERGIO MÉNDEZ

DOMINGO NEGRÍN MORENO | Santa Cruz de Tenerife

Fernando Clavijo aparece relajado en la sede de Coalición Canaria en Santa Cruz de Tenerife después de secarse los sudores del tercer congreso insular.

-¿Tiene futuro CC más allá de las aspiraciones personales?

“Sí, claro. Yo creo que el futuro de esta tierra va muy vinculado al principal partido nacionalista. Estamos viviendo unos tiempos en los que el centralismo absoluto aplica las mismas fórmulas para cualquier territorio, con lo cual se es mucho más injusto y se castiga de manera innecesaria a Canarias”.

-¿Cuál fue el principal factor que favoreció la integración en el tercer congreso insular?

“Pues, el denominador común del interés de los canarios como prioridad. A partir de ahí, se juntaron muchas manos para trabajar en este proyecto”.

-¿La confianza de la sociedad se gana repartiendo las parcelas de poder?

“No. Se gana ahora. Lo otro fue configurar un equipo de trabajo que diera cabida a todas las sensibilidades, a los perfiles adecuados, a una representación territorial equilibrada y que cumpliera con la cuota de jóvenes y de género. Es un poquito más que un simple reparto de poder”.

-El ambiente no es el más propicio para la práctica política…

“Bueno, seas del partido que seas, si tienes algo que ver con la política ya de entrada hay desconfianza”.

-¿La mala imagen sobre los funcionarios se ha trasladado a los políticos en general?

“Pienso que hay una crisis de valores peligrosa. Ya no se cree en el poder judicial, en la policía, en los políticos ni en los funcionarios. El siguiente paso que algunos quieren dar es que se deje de creer en la democracia. Entonces, sin darnos cuenta, la soberanía del pueblo estaría en manos de unos señores de negro, de Bruselas o del Fondo Monetario Internacional, que tomarían las decisiones por nosotros sin darnos ninguna explicación. Yo a eso me resigno”.

-¿A qué ha renunciado para llegar a este puesto?

“No ha habido renuncias ni concesiones”.

-¿Por ninguna parte?

“No, no… Hemos estado todos de acuerdo. Ha sido relativamente fácil. Lo más difícil es elegir entre mucha gente valiosa para un núcleo reducido”.

-¿La supresión de la figura de presidente en la estructura orgánica de Tenerife disipa dudas sobre el liderazgo?

“Yo no creo en los liderazgos personalistas, sino de ideas y de proyectos. Entendíamos que era mucho mejor así, dado que es un elemento decorativo”.

-¿En la ejecutiva regional cree usted que también sobra esa figura?

“Mi postura fue clara en el [quinto] congreso regional”.

-¿Hay algún mensaje implícito?

“Ninguno. Fuerteventura se ha decantado por la misma fórmula. No es lo mismo una estructura regional, donde esa figura puede tener más o menos lógica, que la insular”.

-¿Cuál ha sido su mayor error?

“Como me equivoco con frecuencia, los errores son muchísimos. No transmitir convenientemente las razones de determinadas decisiones es uno de ellos”.

-¿La renovación será efectiva en Santa Cruz y La Laguna?

“En La Laguna, prácticamente cada vez que hay una ejecutiva hacemos limpia. La renovación es importante, pero son más interesantes las ganas y la ilusión que la edad. Estamos sufriendo la mayor crisis económica de la historia y no estamos encontrando la colaboración. Están cebándose con Canarias y con las clases más desfavorecidas. Eso nos lleva a cambiar nuestros principios. No podemos tener una estructura de partido ni una forma de trabajar como hace ocho años”.

-¿Está absolutamente convencido de su capacidad para combinar las responsabilidades de alcalde con el impulso a la organización?

“Si no estuviese convencido no habría optado al cargo. No es únicamente mi capacidad. Si estás rodeado de un excelente equipo, lo demás viene servido. Hay que delegar y, afortunadamente, la organización insular no está solo en mis manos”.

-¿La alcaldía es la última estación de su trayectoria política ahora mismo?

“Política seguro que no. Pública puede que sí. Continuaré como militante de base o en lo que me asignen mis compañeros. Lo institucional ya se irá viendo con el tiempo”.

-Disciplina y humildad…

“Y trabajo”.

-¿No abundan?

“Han faltado. Quizá haya habido una relajación, porque no es lo mismo gobernar en abundancia que en crisis”.

-Recuperar la calle… No es igual hacerlo a pie que en coche oficial.

“Por supuesto. Ahí entra la humildad. Para recuperar la calle hay que escuchar”.

-¿Los cargos públicos estarán obligados a rendir cuentas?

“Desde luego, y rendirán cuentas a las órganos del partido al menos una vez al mes”.

-¿Cómo se armoniza la pluralidad ideológica?

“Con mucha paciencia”.

-¿Qué es el nacionalismo?

“Para mí es tener la suficiente mayoría de edad, conocimiento, criterio y competencia para decidir por nosotros mismos”.

-¿Desde cuándo Canarias es una nación?

“Siempre lo ha sido. Es el sentimiento de los canarios”.

-De los nacionalistas..

“¿Tú no te sientes canario?”

-No se trata de eso…

“Yo estoy orgulloso”.