El rincón del taxi>

Jubilación> U.T.A.T.

Sigue este gobierno anclado en lo mismo: estallar al trabajador en todos sus sentidos. Somos autónomos y sufrimos cada día el devenir de los acontecimientos y el castigo de las administraciones. Castigo despiadado, ya que somos nosotros los que tenemos que mantener sus grandes sueldos y pensiones, mientras que las nuestras son una birria después de estar toda una vida trabajando en el taxi. Los bancos tienen vía libre y nosotros tenemos que suplicar por un carril taxi-bus. Ellos te levantan la mano para saludar, a nosotros un policía para inspeccionar. Ellos tienen médicos privados, nosotros sanidad exclusiva para el taxi. Pensándolo bien, no salimos tan mal parados; nos tenemos el uno al otro para descargar nuestras penas. Expliquen algo: ¿cómo puede ser que se solicite ahora dinero para el tren del Sur, cómo puede ser que el gasoil suba 12 céntimos, cómo puede ser que suba todo amparándose en una crisis económica y mundial? ¿Qué pasa con todos los políticos que sobran? Están cobrando del Estado, o sea, de nosotros, lo que les apetece, y nuestros jubilados sufriendo por no tener nada para llevarse a la boca. ¿Es esto lo que quieren, señores gobernantes?