musica >

La música pop está demasiado alta y suena toda igual

AGENCIAS | Madrid

Noticia reconfortante para todos aquellos mayores de 35 años. Si eres de los que se pasa la vida diciendo que las canciones de ahora no aportan nada a las de antes, vas a tener un nuevo argumento a tu favor: Varios científicos españoles han descubierto que la música pop moderna es en realidad más alta y toda suena igual.

Unos investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España han utilizado un enorme archivo conocido como Million Song Dataset, que (transforma el audio, las voces y la letra de las canciones en datos que permiten hacer comparativas y que recoge las canciones pop entre 1955 y 2010), lo que les ha llevado a concluir algo que muchos habían convertido en broma: el pop de las últimas décadas suena siempre igual y siempre son canciones parecidas.

El equipo liderado por el especialista en inteligencia artificial Joan Serra, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), ha convertido en algoritmos las canciones de las últimas cinco décadas y descubrió que las canciones pop sonaban intrínsecamente más altas y anodinas en términos de coros, melodías y tipos de sonido empleados.

El estudio abordó los datos de medio millón de temas. “Encontramos evidencias de una progresiva homogeneización del discurso musical”, ha dicho Serra. “En concreto, obtuvimos indicadores numéricos de que la diversidad de transiciones entre combinaciones de notas, hablando de coros y melodías, ha disminuido constantemente en los últimos 50 años”.

Entre sus conclusiones, las canciones tiene una arquitectura interna “de sonido más fuerte y son menos originales en los estribillos, melodías y tipo de sonido utilizado”, según un artículo publicado en Nature Scientific.

También descubrieron que la denominada paleta de timbres se había vuelto más pobre. Se dice que la misma nota tocada al mismo volumen en un piano y una guitarra tiene un timbre diferente, así que los investigadores concluyeron que la música pop moderna tenía una variedad de sonidos más limitada.

La industria de la música lleva tiempo siendo acusada de subir el volumen de las canciones que graba en una “guerra del sonido más alto”, pero Serra dice que es la primera vez que se ha medido apropiadamente utilizado una gran base de datos.