india >

La Policía busca a 3.000 personas para detenerlas tras unos disturbios

EUROPA PRESS | Nueva Delhi

La Policía india está tratando de localizar a unas 3.000 personas para detenerlas en relación con unos disturbios que se produjeron este miércoles en una fábrica de coches en la ciudad de Manesar, en el norte de Inda, y durante los cuales que una persona murió y varias decenas resultaron heridas.

Cientos de agentes han asegurado la fábrica de la empresa Maruti Suzuki y han arrestado a 88 personas, según ha informado la Policía. Previamente, unos alborotadores habían causado destrozos en las instalaciones y provocado incendios en algunas partes de la fábrica.

El Sindicato de los Trabajadores de Maruti Suzuki ha acusado a esta empresa, el principal fabricante de coches de India, de realizar “actividades contrarias a los trabajadores y a los representantes sindicales”. Las tensiones y los problemas entre ambas partes durante 2011 le costaron a la compañía más de 500 millones de dólares en producción perdida.

La violencia llegó a un punto álgido este miércoles a raíz de una infracción disciplinaria supuestamente cometida por un empleado. Los representantes de la empresa afirman que, durante la reunión en la que abordaron el tema, los trabajadores empezaron a agredir a los ejecutivos, mientras que el sindicato asegura que primero sus delegados fueron atacados con armas punzantes.

Una víctima mortal

El portavoz de Maruti Suzuki, Puneet Dhawan, ha indicado que “la Policía se ha hecho cargo de las premisas”, donde “se ha encontrado un cadáver” que “está tan quemado que es irreconocible”.

Dado que se desconoce el paradero de un responsable del departamento de recursos humanos, su familia se dirige a la fábrica para identificar el cuerpo, según Maheshwar Dayal, subcomisario de Policía en Gurgaon, la ciudad grande más próxima a Manesar, que se encuentra en el estado de Haryana.

“Hemos creado un equipo de investigación especial para localizar a quienes organizaron los disturbios. Pronto practicaremos más arrestos”, ha añadido Dayal. K. K. Sindhu, comisario de Policía en Gurgaon, ha adelantado que los detenidos podrían ser acusados de asesinato, de intento de asesinato y de provocar incendios.

Ei Mochizuki, portavoz de Suzuki Motor (que controla a la compañía india) en la sede de Tokio, ha informado de que un empleado indio ha fallecido y dos trabajadores japoneses están heridos y han sido hospitalizados. Dayal ha añadido que en los enfrentamientos resultaron heridos cinco gerentes y nueve policías.

La planta, que está protegida por unos 1.200 policías, permanecerá cerrada este jueves.

A finales del año pasado, Maruti llegó a un acuerdo con los trabajadores que puso fin a unas huelgas y protestas que duraron varias semanas. El secretario nacional del Congreso Sindical de Toda India, D. L. Sachdev, ha declarado a los periodistas que “este incidente demuestra que la direcciín aún ha aprendido nada de las tres últimas huelgas”.