inmigración ilegal >

Logra huir a Marruecos tras ser sorprendido con un inmigrante oculto en su coche en la frontera con Melilla

EUROPA PRESS | Melilla

La Guardia Civil ha localizado dos inmigrantes ocultos en dobles fondos de vehículos en la frontera de Melilla. El conductor de uno de los vehículos fue detenido y el otro, al verse sorprendido, logró darse a la fuga e introducirse en Marruecos, aunque está identificado.

Según ha informado un portavoz de la 2006 Comandancia, las dos intervenciones se han realizado en un mismo día en la Aduana de Beni-Enzar. El primero cuando los guardias civiles de servicio de servicio procedieron a la inspección de un turismo marroquí de la marca Renault, modelo Safrane, de color azul, ocupado a primera vista tan solo por su conductor, que en esos momentos pretendía acceder desde el país magrebí a Melilla.

Los agentes reconocieron el vehículo utilizando los sensores detectores de latidos de corazón, dando resultado positivo, lo que originó una exhaustiva inspección que permitió localizar un doble fondo que ocupaba el lugar del depósito de combustible que había sido retirado y que “para simular su estado original las mafias que los manipulan los simularon con la propia moqueta pegada con material adhesivo”.

Este doble fondo, de “dimensiones ínfimas”, era ocupado por una persona indocumentada de origen subsahariano, identificada como K.M y que dice proceder de las Islas Comoras, que fue auxiliada a salir y atendida con primeros auxilios, sin que necesitase asistencia médica. Por su parte, el conductor es un ciudadano marroquí de 25 años, identificado como M.M. y vecino de la provincia de Nador, que fue detenido como presunto autor de un delito de tráfico ilegal o inmigración clandestina de personas.

Posteriormente y por el mismo procedimiento, la Guardia Civil de servicio en la frontera de Beni-Enzar procedió a un segundo reconocimiento, dando de nuevo resultado positivo tras la activación de los sensores detectores de latidos cardiacos, al realizarlo sobre un turismo de la marca Wolkswagen, modelo Jetta, con placas marroquíes.

El portavoz policial ha explicado que “en ese momento su conductor y único ocupante, que aparentaba calma al verse sorprendido, emprendió sin embargo veloz huida entre la multitud de personas que transitaban en ese momento por el paso fronterizo, logrando introducirse en Marruecos, siendo infructuosa la persecución realizada por los guardias civiles de servicio, que cuentan con su identificación plena”.

El inmigrante localizado en el doble fondo del automóvil es un varón de 23 años, indocumentado, que atiende a las siglas M.T., y que dice proceder de Mali. “Para la extracción de esta segunda persona se tuvieron que emplear herramientas, dado el hermetismo y fijación del doble fondo, comprobándose que presentaba síntomas de entumecimiento en las extremidades inferiores, así como sudoración y respiración agitada, si bien tras ser atendido por los agentes con primeros auxilios, no fue necesaria su evacuación médica” ha señalado la citada fuente.

Los dos inmigrantes localizados y rescatados han sido puestos a disposición judicial en calidad de testigos y posteriormente entregados al Cuerpo Nacional de Policía a efectos de la aplicación de la vigente Ley de Extranjería, que establece su expulsión de España pero mientras se realiza el trámite, que es largo y muchas veces no se puede concluir, han sido acogidos en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI), de Melilla.