la laguna>

Los colectivos se rebelan contra las nuevas tasas del Gobierno canario

Conchi Álvarez y Francisco Haro, ayer, en rueda de prensa. | DA

J. F. JURADO | La Laguna

La Federación de Asociaciones de Vecinos (FAV) Aguere acusó ayer al Gobierno de Canarias de “traicionar”, con claro “afán recaudatorio”, al tejido asociativo de las islas, al exigir, desde el pasado 1 de julio, el abono de distintas cantidades por cualquier tipo de trámite vinculado a la constitución de un colectivo, su cambio de domicilio o de miembros de la junta directiva, la impugnación de acuerdos o incluso a la hora de formalizar su disolución.

La FAV Aguere reprueba esta medida y, en su caso, insta al Ayuntamiento de La Laguna a asumir por completo estas competencias, “de la misma manera que lo hizo antes con la potestad sancionadora por el consumo de drogas en la calle”, siendo hoy el único ayuntamiento que posee esta legitimidad. El vicepresidente de la federación lagunera, Francisco Haro, precisó que se trata de una decisión del Gobierno de Canarias que afecta a casi todo tipo de colectivos ciudadanos de las islas, desde las asociaciones de vecinos, juveniles y de la tercera edad hasta los colegios profesionales, consejos escolares y asociaciones de discapacitados o voluntarios.

Haro informó de que recientemente han mantenido una reunión con representantes vecinales de Gran Canaria, en la que coincidieron en reprobar estas tasas y acordaron emprender medidas de denuncia de las mismas, como la rueda de prensa ofrecida ayer en la sede de la FAV Aguere. La tabla de precio establecida por el Gobierno regional, dirigida a cualquier tipo de trámite relacionado con las asociaciones de las islas, va desde los 21,45 euros, en el caso de inscripción o modificación estatutaria, a los 0,30 céntimos por el compulsado de un documento. En caso de cambio de domicilio, variaciones en la junta directiva, integración en una federación o disolución, deberán abonar 17 euros. Y si se trata de la expedición de certificados, 3,97 euros.

“La mayoría de las asociaciones que nos dedicados a esto tenemos una contabilidad prácticamente nula”, narró el dirigente de la FAV Aguere. “Más bien tenemos que aportar dinero nosotros, de nuestro propio bolsillo, para poder funcionar. Sin embargo, ahora nos obligan a pagar casi por cualquier tipo de gestión. Queremos que rectifique el Gobierno canario”, solicitó Francisco Haro.

[apunte]Haro: “Se están cargando la participación”

El vicepresidente de la FAV Aguere reconoció que tampoco están contentos con la gestión del área municipal de Participación Ciudadana, que dirige Yeray Rodríguez. Sobre todo, apuntó, tras conocerse el reparto de la línea de ayudas a colectivos para gastos generales de funcionamiento y alquiler correspondiente al ejercicio 2011, que ha dejado fuera a la mayoría de las asociaciones del municipio. Los afectados por esta medida, incluida la FAV, han presentado una queja formal a la concejalía, que “de momento, no nos han respondido”, asegura Francisco Haro. “Esperemos que se anule la comisión de evaluación, salga una nueva y se revise de acuerdo a lo que marca la Ley”, señaló. “La mayoría de las asociaciones han quitado las cuotas, ya que la mayoría de sus socios no las pagaban y resultaba una aportación casi simbólica. Esta ayuda municipal era prácticamente nuestra única fuente de financiación. Parece que la poquita participación que hay se la están cargando”. En opinión de Francisco Haro , Yeray Rodríguez es un concejal con “muchas lagunas, nunca mejor dicho”, ironizó. “Tiene bastante fallos. No se entiende cómo ha sacado las subvenciones de esta forma”.[/apunte]