santa cruz>

Los usuarios de las instalaciones municipales pagarán la luz y el agua

La subida de la factura de la luz y del IGIC ha hecho que medidas como el apagado de luminarias no hayan ahorrado tanto como lo esperado. | DA

NATALIA TORRES | Santa Cruz de Tenerife

A las medidas de ahorro energético ya ejecutadas por el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife se sumará a partir de septiembre un nuevo ajuste que, esta vez, afectará principalmente a las asociaciones de vecinos y colectivos que hagan uso de instalaciones municipales, de forma que, a partir de septiembre, tendrán que abonar las facturas de agua y luz de los locales que usen para su actividad. Este ajuste obedece a que las previsiones de ahorro de la Concejalía de Infraestructuras, Obras y Servicios Públicos no ha visto cumplidas sus perspectivas al haberse producido, por un lado, el incremento de la factura de la luz, y por otro, el incremento del IGIC que ha hecho que las medidas tomadas en la primera parte del año no hayan cumplido con el objetivo marcado.

Así lo confirmó el concejal responsable del área, Dámaso Arteaga, quien explicó que “hemos implementado medidas de ahorro energéticas y de consumo de agua y es en este apartado en el que ya hemos notificado a todas las asociaciones de vecinos y colectivos que están usando instalaciones públicas que a partir de septiembre tienen que abonar su coste de agua y luz”.

Algunas complicaciones

Arteaga admite que estas medidas van a provocar “situaciones complicadas como por ejemplo cuando se utilicen instalaciones deportivas como un campo de fútbol o entre aquellas asociaciones o colectivos a las que hasta ahora el Ayuntamiento ha venido sufragando esos gastos”. El edil de Obras justifica la decisión en que “la situación del Consistorio ya no nos permite seguir costeando estos gastos”. La forma en la que se pasará al cobro de los recibos a las asociaciones será a través de un cambio en la titularidad del contador: “Actualmente el contador está puesto a nombre del Ayuntamiento pero también se puede poner a nombre de la asociación o persona que tenga cedida la instalación”, señaló Dámaso Arteaga, quien añadió que “muchas asociaciones ya pagan luz y agua y no podemos seguir con el resto”.