santa cruz >

Más de 50.000 inmuebles tendrán que someterse a la ‘ITV’ de edificios

La ordenanza que regula la ITE pretende evitar que los inmuebles lleguen a situaciones ruinosas. / FRAN PALLERO

NATALIA TORRES | Santa Cruz de Tenerife

El anuario estadístico de la Dirección General del Catastro arroja un saldo, para Santa Cruz de Tenerife, de más de 50.000 inmuebles cuya fecha de construcción supera los 30 años, edificaciones todas ellas que tendrán la obligación de someterse a la Inspección Técnica de Edificios (ITE) una vez que ésta pase el periodo de información pública, tras haberse aprobado, en el pleno municipal del pasado viernes, la Ordenanza sobre Conservación, Restauración, Rehabilitación y Estado Ruinoso de las Edificaciones. De esta forma todos los edificios construidos o rehabilitados antes de 1982 entrarán a formar parte del registro que elaborará la Gerencia de Urbanismo para un mejor control de las edificaciones y por tanto que estarán sujetas a la obligación de presentar la certificación de la ITE una vez que los técnicos municipales hayan llevado a cabo la inspección.

Según los datos recogidos en el Catastro para Santa Cruz, las viviendas clasificadas como colectivas con más de 30 años, alcanzan la cifra de 36.392 para los periodos comprendidos que van antes de 1901 y hasta la década que va desde 1971 y hasta 1980. Para los inmuebles que el Catastro clasifica como viviendas individuales, la cifra es de 14.327 para los mismos periodos de tiempo. Analizando esta información se observa que es la zona centro del municipio la que concentra el mayor número de inmuebles con más de 30 años. La ordenanza desarrolla, a través de 86 artículos, todos los aspectos referentes a la ITE, como por ejemplo las subvenciones a las que podrán acceder los propietarios para llevar a cabo la certificación del buen estado del inmueble. Esta inspección será realizada bien por técnicos municipales o por los debidamente habilitados para ello una vez que el Ayuntamiento establezca convenios de colaboración con los colegios profesionales.

Costes

Los parámetros que se abordarán en la inspección serán los de seguridad, salubridad, accesibilidad y ornato público y decoro.
La ordenanza también regula los terrenos y solares para los que establece que obligatoriamente deberán estar cerrados mediante vallas. Respecto al coste de los trabajos este vendrá determinado por el Cuadro de Precios Oficial de Edificación del Ayuntamiento de Santa Cruz. y el periodo de validez, una vez obtenido el aval de la ITE es de diez años.

La ordenanza aún tiene que salir a información pública por lo que se aplicación se retrasará previsiblemente hasta 2013. Así lo hizo notar el Partido Popular en el pleno del pasado viernes, recordando que la ITE tendría que haber entrado en vigor el 1 de julio puesto que así lo recoge una ley estatal.

Carlos Garcinuño Zurita apuntó la posibilidad de añadir a la ordenanza, en el periodo de alegaciones, que los edificios que no cuenten con la licencia de primera ocupación, si obtienen la ITE puedan obtenerla automáticamente. Garcinuño, citó ejemplos concretos y llamativos como el caso del Auditorio de Tenerife o el propio Colegio de Arquitectos que carecen aún de esta licencia de primera ocupación.

“Teniendo en cuenta que esta medida va a suponer una nueva carga impositiva para los ciudadanos creemos que sería bueno poder incorporar esta concesión de licencia”, defendió el edil del PP.

La ordenanza salió adelante con los votos a favor del equipo de gobierno municipal y los del Partido Popular, mientras que los concejales del grupo Mixto votaron en contra.

De esta forma Santa Cruz pasa a estar entre el grupo de ciudades españolas que ya cuenta con una normativa para la vigilancia y mantenimiento de los edificios que conforman la ciudad.

[apunte]

Sanciones

Si el propietario del inmueble no realiza los trabajos y obras ordenados por los técnicos en el tiempo dado para su inicio, serán hasta tres los avisos que reciba o lo que es lo mismo, multas coercitivas que irán aumentando su valor en cada uno de los avisos. Así el valor de la primera multa será de 1.000 euros, el de la segunda de 2.000 y el de la tercera de 3.000 euros. Si transcurrido el plazo dado no se solventan los problemas detectados, el Ayuntamiento podrá iniciar de forma subsidiaria el arreglo del inmueble, esto es, llevar a cabo las obras necesarias y cargar la factura al propietario del inmueble. El último paso en este proceso es el de la expropiación forzosa que se aplicará cuando la ejecución subsidiaria no fuera efectiva o concluya un interés general.

[/apunte]