crisis griega >

Ministro alemán Rösler dice salida de Grecia del euro “ya no es improbable”

EFE | Berlín

El ministro alemán de Economía, Philipp Rösler, afirmó hoy que un abandono de Grecia de la zona euro “ya no es improbable” y añadió que tal posibilidad ha dejado ya de “causar espanto”.

“Para mí, un abandono de Grecia del euro dejó hace tiempo de dar miedo”, apunta el ministro y líder del Partido Liberal (FDP), en una entrevista que será emitida esta noche en la cadena de televisión pública ARD, según un avance difundido por su redacción.

Hay que esperar al informe de la troika -Comisión Europea (CE), Banco Central Europeo (BCE) y Fondo Monetario Internacional (FMI)- para conocer la situación, prosigue el ministro, para añadir que, personalmente, es “más que escéptico” sobre la posibilidad de que Atenas pueda cumplir los compromisos adquiridos.

“Si Grecia no puede cumplir los compromisos, no habrá más pagos”, sostiene Rösler, lo que implicará que Grecia deberá declararse insolvente.

Las declaraciones del ministro siguen a las informaciones difundidas este domingo, por el semanario “Der Spiegel”, según el cual el FMI se plantea detener su aportación a las ayudas a Grecia, lo que abocaría al país heleno a la insolvencia a partir de septiembre.

De acuerdo con ese medio, el FMI ha advertido ya a la cúpula de la Unión Europea (UE) de que su paciencia con Grecia se ha agotado y de que, por tanto, no participará con nuevas aportaciones.

Las informaciones del semanario, a la venta el lunes, se remiten a las evaluaciones que actualmente lleva a cabo la troika acerca de Grecia y cuyos resultados se espera se conozcan en septiembre.

De acuerdo con estas evaluaciones, el FMI considera que Atenas no estará en disposición de responder a lo comprometido para 2020 y rebajar al 120 % de su Producto Interior Bruto (PIB) su nivel de endeudamiento.

Conceder al país un plazo mayor implicaría nuevas inyecciones financieras por un monto de unos 50.000 millones de euros, a lo que muchos países de la UE no están dispuestos, apunta el semanario.

De acuerdo con ese medio, el peligro de un abandono del euro por parte de Grecia se considera “asumible” por parte de algunos miembros de la zona del euro y se cuenta que se podría evitar un contagio con el nuevo fondo permanente de rescate, el MEDE.

Dicho fondo permanente está pendiente aún de ratificación en Alemania, a la espera de que el Tribunal Constitucional se pronuncie sobre las demandas en curso, lo que se prevé ocurra el 12 de septiembre.