sucesos >

Muere apuñalado un menor en una riña en el ‘botellódromo’ de Jerez

EUROPA PRESS | Jerez

La delegación de Seguridad del Ayuntamiento de Jerez de la Frontera (Cádiz) ha confirmado que la persona detenida esta madrugada por la muerte de un joven de 17 años en el ‘botellódromo’ de la localidad resulta ser el otro chico que resultó herido también por arma blanca en una mano, de 18 años e identificado como J.D.R.

Según ha explicado a Europa Press el delegado de Personal, Movilidad y Seguridad del Ayuntamiento de Jerez, Javier Durá (PP), cuando se produjo el suceso había tres patrullas del 092 vigilando el ‘botellódromo’, ubicado frente al recinto ferial. Así, a las 1,50 horas uno de estos coches observó un tumulto y en seguida se personaron los agentes, que encontraron a un joven tendido en el suelo con heridas de arma blanca en el tórax.

De esta manera, en ese momento los testigos que allí se encontraban relataron a los agentes que se había producido una riña y que el agresor había huido del lugar, si bien fue detenido posteriormente por el 092 y trasladado al hospital de Jerez con una herida en la mano, donde permanece ingresado bajo custodia policial.

A esa hora, el servicio de emergencias 112 ya había recibido la llamada de un particular avisando de que había una persona herida, dando aviso, además de al 092, a Policía Nacional y 061, cuyos sanitarios intentaron durante cerca de una hora reanimar al joven, que finalmente falleció a consecuencia de las heridas.

Según los testigos, el alcohol y las drogas podrían haber estado detrás del origen de la fatal reyerta. Mientras tanto, el cuerpo sin vida del joven ya se encuentra en el Instituto de Medicina Legal de Cádiz para que se le practique la autopsia.

Menores en el ‘botellódromo’

A pesar de que el ‘botellódromo’ es un recinto habilitado para que los mayores de 18 años consuman bebidas alcohólicas, y aunque todos los fines de semana patrullan allí varios coches de la Policía Local, el delegado de Seguridad del Ayuntamiento de Jerez ha señalado que “no hay medios materiales” para saber si todas las personas que entran son menores o no, aunque insiste en que “cuando es muy evidente, la Policía actúa”. En cuanto al consumo de drogas en el botellódromo, Durá recuerda en este sentido que “hay detenciones cada fin de semana”.

El delegado, que ha “lamentado profundamente” los hechos y ha trasladado su pésame a la familia de la víctima, ha reconocido que, después de este hecho –y de otros similares que ya han ocurrido aunque sin llegar a este desenlace– “alguna medida habrá que tomar”, aunque aboga por hacerlo “desde la serenidad y no en caliente horas después de una muerte como esta”.

Condolencia a la familia

Entretanto, el Gobierno local ha trasladado sus condolencias a la familia del joven fallecido. Tanto la alcaldesa, María José García-Pelayo, como Durá, han estado en contacto permanente desde el momento de los hechos tanto con Policía Local como con Policía Nacional para tener conocimiento de los hechos, según han señalado en un comunicado.

Además, indican que la regidora ‘popular’ está intentando contactar desde primera hora de la mañana con la familia del joven fallecido para trasladarle personalmente el pésame en nombre de todo el equipo de Gobierno.

García-Pelayo ha agradecido personalmente a las fuerzas de seguridad, tanto Policía Local como Nacional, “la rápida actuación que ha hecho posible la detención por parte de la Policía Local en el mismo momento de los hechos del presunto agresor”, que se encuentra ingresado en el Hospital bajo custodia de la Policía Nacional. Asimismo, también ha destacado “la profesionalidad de los servicios sanitarios, que hicieron todo lo posible por salvar la vida del joven”.