NATACIÓN >

Phelps y Lochte se reencuentran con la victoria en el relevo 4×200 libre

FERNANDO CASTÁN (EFE) | Londres

Los estadounidenses Michael Phelps y Ryan Lochte se reencontraron este martes con la victoria en los Juegos Olímpicos de Londres, aunque lo tuvieron que hacer en una prueba de relevos, la de los 4×200 libre, tras sufrir sendas derrotas en los últimos días en finales individuales y en el 4×100 libre.

Con un oro en la prueba de equipos y una plata en los 200 mariposa, en la que el surafricano Chad le Clos le quitó el título en la última brazada, el nadador de Baltimore (Maryland) se convierte en el atleta de la historia olímpica con más preseas: 19 por 18 de la gimnasta Larisa Latynina. La soviética las logró en Melbourne’56, Roma’60 y Tokio’64.

En los 200 mariposa, una de sus mejores pruebas, en la que tiene dos medallas de oro seguidas en Atenas 2004 y Pekín 2008, Phelps perdió el oro.

Si en el 400 estilos fue un japonés de 17 años, Kosuke Hagino, el que le bajó del podio, hoy fue Chad le Clos, de 20, el que le quitó la medalla de oro en la última brazada en una final que recordó la de los 100 mariposa de la capital china de hace cuatro años cuando, al revés, fue Phelps quien arrebató el título al serbio Milorad Cavic

Lochte también venía de sufrir ayer al ser vencido por el francés Yannick Agnel en los 200 libre.

En la última final de la noche, la del relevo, entre Lochte, Conor Dwyer y Ricky Berens dieron a Phelps cuatro segundos de ventaja sobre Amaury Leveaux, Gregory Mallet y Clement Lefert, que Agnel, el más rápido de todos, con 1:43.24 por 1:44.05 de su rival en la última posta, no pudo recortar. China subió al tercer escalón del podio.

La china Ye Shiwen regresó hoy a una final envuelta en la polémica sobre qué la hizo ir tan rápido en los 400 estilos del pasado sábado. Hoy batió el récord olímpico de los 200 estilos y sumó su segunda medalla de oro en estos Juegos.

Ye no dominó la final de la forma tan asombrosa con la que se impuso en los 400 estilos de la jornada inaugural cuando bajó el récord del mundo de esta distancia. El sábado pasó el último 50 en 28.93 y hoy lo hizo en 29.32 para finalizar en 2:07.57.

El anterior mejor registro olímpico estaba en poder de ella misma desde ayer con 2:08.39.

Ye comenzó mal en la mariposa, cuarta, pero ya en el primer 100 se situó en la cabeza de la carrera por delante de la campeona en Pekín 2008, la australiana Stephanie Rice, cuarta con 2:09.55. Volvió a perder en la braza frente a la también australiana Alicia Coutts y la estadounidense Caitlin Leverenz, para batir a las dos en el libre. Coutts fue segunda con 2:08.15 y Leverenz tercera con 2:08.95.

Otro récord olímpico de los 200 libre cayó entre las brazadas de la estadounidense Allison Schmitt, quien ganó la medalla de oro por delante de la francesa Camille Muffat y de la australiana Bronte Barratt.

El anterior estaba en poder de la italiana Federica Pellegrini, el que le dio la medalla olímpica en Pekín 2008, en 1:54.82. Hoy, la estadounidense logró parar el crono en 1:53.61 y también estableció un nuevo récord de América.

La gala, campeona ayer en los 400 metros libre en Londres 2012, fue medalla de plata a 1.97 de la estadounidense y por delante de Barratt, con 1:55.81.

Pellegrini estuvo lejos de revalidar su título. La italiana fue cuarta con 1:56.73, a 3.12 de la medallista de oro, y superada también por la estrella emergente de la natación femenina de los Estados Unidos, Missy Franklin, de 17 años, cuarta con 1:55.82.

En los 100 metros libre, el brasileño César Cielo se clasificó para la final con el quinto mejor tiempo, en una semifinales dominadas por el australiano James Magnusen con 47.63.

El cubano Hanser García también estará mañana junto a Cielo en la final, pues fue segundo de su serie con 48.13, una marca que le dio el tercer mejor crono de todos. García nadó en la semifinal del estadounidense Nathan Adrian, quien fue el segundo más rápido de las dos series con 47.97.

Yannick Agnel, campeón olímpico en los 200 libre y en el relevo 4×100 libre, entró en la final con el séptimo mejor registro, 48.23, en la semifinal de Adrian.

Cielo, segundo en su serie tras el australiano, es doble campeón del mundo de la distancia, ganó la medalla de bronce en Pekín 2008 y posee el récord del mundo de desde 2009 en 46.91.