Tacoronte>

Quejas vecinales por el nuevo cierre parcial de playa de La Arena

La playa de La Arena es una joya natural de 350 metros de largo por 50 metros de ancho. | MOISÉS PÉREZ

LUIS F. FEBLES | Tacoronte

Desde que comenzó la época estival, los usuarios de la playa de La Arena, en Tacoronte, denuncian que en contadas ocasiones y de forma periódica una parte de la costa permanece cerrada al público, y se modifican las zonas acotadas según los días.

Además, los bañistas no entienden por qué una de las parcelas que estaba vallada por riesgo de desprendimiento del acantilado fue retirada para el acto de izado de la Bandera Azul y una vez finalizado este se volvió a colocar.

Por su parte, el alcalde de Tacoronte, Álvaro Dávila (CC), deja claro que “la playa no ha estado cerrada en ningún momento” y precisa que “desde hace un tiempo se acometen obras de mantenimiento de la ladera superior para evitar desprendimientos que puedan dañar a las personas que allí se encuentren”.

También indica que “no se cambia la zona restringida según los días, sino que los fines de semana cuando no están los operarios en el acantilado, se reduce al mínimo el sector acotado; tenemos que trasladarlos según los trabajos”. Además, añade que estos inconvenientes “son para mejorar la seguridad de los vecinos” y que “en una semana finalizarán las actuaciones”.

Respecto al estado del litoral, Dávila recalca que es “óptimo”. “Para conseguir la Bandera Azul hemos puesto a punto todo el equipamiento de la playa y actualmente está todo perfecto. El estado del agua, las duchas, la señalización de peligro y los socorristas cumplen a la perfección con su cometido”, agrega.

Algunos vecinos de la localidad muestran su malestar ante la apertura de una zona de peligro durante la celebración de la noche de San Juan. Pese a que no hubo ningún problema, el regidor local constata que “no se abrió ningún espacio que fuera peligroso” y “que lo único que se hizo por parte del personal municipal fue seguir con el mismo procedimiento realizado los días en los que no se acometieron obras en la ladera”.

Por último, el alcalde subraya que “la playa está en buen estado y se ha mejorado mucho con las reformas realizadas”.