Rivero pide apoyo a la Eurocámara “para evitar un atropello” de las petroleras en Canarias

EUROPA PRESS | Bruselas

El presidente canario, Paulino Rivero, se ha desplazado este martes a Bruselas en busca del apoyo del Parlamento Europeo para paralizar las prospecciones de petróleo autorizadas por el Gobierno central en aguas próximas a Lanzarote y Fuerteventura ante la “mayoría aplastante” de los canarios en contra de las mismas, porque incumplen varias normativas europeas y para “evitar el atropello” de las petroleras en el archipiélago.

“Vamos a trabajar en todos los frentes para evitar que se produzca un atropello a los intereses de Canarias” que apuesta por un modelo de “economía sostenible” que respete “los valores naturales” del archipiélago y “no es compatible con el petróleo”, ha explicado el presidente canario tras mantener varias reuniones con un grupo de eurodiputados en declaraciones a la prensa.

Rivero ha pedido a los eurodiputados con los que se ha reunido “una estricta vigilancia en el cumplimiento de la normativa europea” porque el Gobierno canario entiende que “las autorizaciones del Gobierno de España (a las prospecciones) vulneran dos directivas europeas, la directiva hábitats y la directiva de programas y proyectos”.

Además, confía sobre todo en que el grupo socialista en la Eurocámara presenten enmiendas al proyecto de normativa comunitaria que presentó hace meses la Comisión Europea destinado a “reforzar todas las medidas de seguridad desde el punto de vista medioambiental de cualquier prospección que se lleve a cabo en el mar tanto de petróleo como de gas” con el objetivo precisamente de “reforzar las condiciones de control ambiental sobre las autorizaciones que se puedan producir”.

Rivero, que ya tuvo ocasión de reunirse el pasado 8 de junio con el comisario de Medio Ambiente, Janez Potocnik, para denunciar que las prospecciones incumplen ambas directivas comunitarias, ha mantenido sendas reuniones este martes con jefe de la delegación socialista española en la Eurocámara, el eurodiputado canario, Juan Fernando López Aguilar, su compañera de partido Teresa Riera, así como con el eurodiputado ponente de la normativa comunitaria sobre prospecciones petroleras en el mar, el belga Ivo Belet, con la presidenta de la comisión de Industria del Parlamento Europeo, la eurodiputada italiana Amalia Sartori, y el eurodiputado del PP y presidente de la comisión de Pesca, Gabriel Mato.

Queja formal en las próximas semanas

El presidente canario ha confirmado que el Gobierno canario presentará “en las próximas semanas” ante la Comisión Europea “la queja formal” contra “las debilidades que tiene la autorización concedida por España” por “el incumplimiento de las dos directivas”.

Rivero ha explicado que hasta ahora la Comisión Europea ha recabado información del Gobierno español en el marco de la investigación que ha abierto sobre las prospecciones petrolíferas relacionada con las quejas que han presentado particulares canarios y los Cabildos de Lanzarote y Fuerteventura.

“La iniciativa de las autoridades europeas obedecen a petición de parte. En este momento se han presentado dos quejas formales que son las que han dado lugar a la petición de información de Bruselas a Madrid. Esas quejas formales presentadas hasta ahora tienen que ver algunas con particulares y otras con instituciones, en este caso el Cabildo de Lanzarote y el Cabildo de Fuerteventura”, ha explicado.

“El gobierno de Canarias trabaja en estos momentos en profundizar en todos aquellos aspectos que entendemos que necesitan una aclaración –para que la Comisión Europea pueda recabarla de España– de tal forma que pueda clarificarse si de verdad cumplen con las directivas a las que antes hacía referencia o no”, ha precisado.

Además de esta queja formal ante la Comisión Europea, Rivero ha recordado que su Ejecutivo está esperando “la remisión del expediente por parte del Supremo para presentar la demanda que anunciamos contra el Real Decreto que autorizaba las prospecciones”.

Rivero se ha mostrado convencido de que el Gobierno canario ganará la batalla contra las prospecciones petrolíferas porque las instituciones canarias -el Gobierno, el Parlamento, los cabildos de Lanzarote y Fuerteventura y todos Ayuntamientos– “están en contra”, al igual que “la mayoría aplastante” de canarios.

“Ya dije en su momento que esta era una batalla larga, difícil y compleja, pero que la ganará Canarias y los canarios al final, porque estamos haciendo una apuesta por nuestro futuro, que es la apuesta por la sostenibilidad”, ha concluido.