valle de güímar >

Satisfacción por los registros de la Feria de Oportunidades

La primera edición de la iniciativa contó con una amplia variedad de productos. / DA

NORBERTO CHIJEB | Santa Cruz de Tenerife

La Federación Comarcal Empresarios del Valle de Güímar, los ayuntamientos de Arafo, Güímar, Candelaria y El Rosario, así como el Cabildo de Tenerife se mostraron más que satisfechos de la acogida que tuvo el domingo la primera edición de la Feria de Oportunidades que tuvo lugar en el polígono industrial Valle de Güímar.

Los organizadores cifraron en torno a unas 15.000 personas las que asistieron durante una jornada abierta que comenzó a las diez de la mañana y concluyó a las siete de la tarde.

El concejal de Comercio del Ayuntamiento de Candelaria, Javier Rivero, destacó la presencia de empresas, comercios e incluso de artesanos de Candelaria que no se quisieron perder la oportunidad de participar en esta iniciativa, y señaló que “atendiendo tanto al número de personas que acudió a la feria como a las ventas realizadas por los empresarios, se puede señalar que se han superado los objetivos que nos habíamos marcado desde las instituciones con esta idea”. Rivero no cierra las puertas a seguir realizando actividades en común para apoyar al tejido comercial y empresarial de la comarca, poniendo de relieve el buen ambiente entre las administraciones participantes en el evento, así como el trabajo realizado por la empresa de limpieza y los operarios municipales que actuaron rápidamente para que el polígono volviera a recuperar la normalidad el lunes.

Por otro lado, no hay que olvidar la solidaridad con Cáritas por parte de los participantes y de los empresarios, que donaron una importante cantidad de alimentos en el estand ubicado para tal fin en la feria, con la colaboración de Radio 6 Tenerife, y que serán repartidos por la ONG en las parroquias de los diferentes municipios.

Los empresarios participantes, muchos de los cuáles tienen sus naves industriales en el polígono, también mostraron su satisfacción no sólo por el importante volumen de ventas realizadas durante toda la jornada sino porque esta feria ha sido un inmejorable escaparate para darse a conocer más allá de su ámbito municipal. En los 151 estands que se instalaron en los 5.000 metros cuadrados de feria, los comerciantes pusieron a la venta una gran variedad de productos que iban desde el textil, electrodomésticos, decoración, artesanía hasta la gran estrella, los vehículos de ocasión a precios muy bajos.