Según el PP, el Gobierno podría estudiar cambios en los tramos de aportación al copago

EUROPA PRESS | Sevilla

La vicesecretaria de Organización del PP andaluz, Ana María Corredera, ha anunciado este viernes que le “consta” que el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad “tiene intención de estudiar posibles cambios en los tramos” de aportación al copago farmacéutico, al objeto de ajustarlo a unas horquillas más acordes a las rentas medias.

En rueda de prensa en Sevilla, la también vocal popular en la Comisión de Salud del Parlamento autonómico ha avanzado que esta “posibilidad” de cambiar los tramos de aportación al copago busca ajustarse mejor a rentas, “como la de los pensionistas” cuyos tramos van hasta los 18.000 euros, de 18.000 a 100.000 euros y por encima de 100.000 euros.

La idea, según fuentes consultadas por Europa Press, es que el cambio pueda fijarse en el tramo que va de los 18.000 a los 100.000 euros.

“Me consta que se está estudiando con el Ministerio de Hacienda la posibilidad de distribuir los tramos de otra manera para que el sistema se un poco más justo”, ha adelantado esta dirigente popular, quien ha señalado al respecto de este sistema de copago que es algo “que no es inmovilista” y que “las dudas” que han aparecido desde su puesta en marcha “se están intentado resolver”.

“Estoy segura que desde Sanidad, en coordinación con las comunidades y dentro del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), se intentará llegar a un acuerdo para modificarlo”, ha reiterado Corredera.

En cuanto a las quejas elevadas por la consejera de Salud andaluza, María Jesús Montero, de lo “injusto” de utilizar como base para fijar los tramos de aportación de cada persona la renta de 2010, Corredera ha replicado que Montero “sabía desde el principio que la renta que se utilizaría como base era la de 2010, entre otras cosas porque la renta de 2011 ni siquiera ha finalizado”.

“Era imposible que entraran los datos de 2011. Es más se comentó en todo momento a las comunidades que la renta que se tendría en cuenta era la de 2010″, ha proseguido la responsable popular, quien se ha mostrado “segura” que desde el Ministerio de Sanidad “se intentará habilitar con Hacienda un sistema para poder actualizar lo antes posible esos datos y que no se produzcan posibles desfases”.

 

El copago ya existía con el PSOE

Sea como fuere, Corredera ha subrayado que este copago farmacéutico “es el mismo que ya había con el PSOE”, aunque con la diferencia de que “solo han cambiado los tramos para que ahora pague más los que más tienen y no paguen los parados de larga duración, los que tienen rentas de inclusión social o los que tienen una pensión no contributiva”.

Respecto a la solicitud de Montero de que sea la Delegación del Gobierno en Andalucía el organismo encargado de recoger y tramitar todas las dudas y quejas al respecto del copago, a través de una oficina o ventanilla única, Corredera ha pedido a la consejera del ramo que “asuma sus responsabilidades sobre el copago, que son las de asesorar e informar”.

Problemas con el Diraya

Además, ha aludido al hecho de que los “problemas principales” que han surgido estos primeros días de introducción del copago han sido “porque las farmacias no pudieron bajarse el programa Diraya (la nueva versión de la receta electrónica ya adaptada al copago).

“Será ella (Montero) quien tenga que dar las explicaciones, aunque después de contactar con las farmacias tenemos que decir que pese a las primeras dudas ha habido normalidad, gracias a la gran labor que están haciendo los farmacéuticos”, ha proseguido Corredera, toda vez que ha pedido al Gobierno andaluz que deje “su afán de confrontación con el Gobierno central”.