Solo cuatro bancos acumulan, al menos, 100 pisos en Santa Cruz

La venta directa de inmuebles por los bancos es ya habitual. | DA

NATALIA TORRES | Santa Cruz de Tenerife

Un rápido vistazo por los portales inmobiliarios de cuatro de las principales entidades bancarias con sede en Canarias, Bankia, Santander, BBVA y Caixabank, arroja un saldo, sólo para el municipio de Santa Cruz de Tenerife, de al menos unos 100 inmuebles propiedad de estas entidades y puestos a la venta. Propiedades de las que, en la mayoría de los casos, han sido desalojados sus propietarios originales por la falta de pago.

Estas cifras son el ejemplo por el que la Plataforma de Afectados por las Hipotecas de Tenerife (PAHT) exige la puesta en marcha de los llamados alquileres sociales. “La dación en pago es importante pero lo verdaderamente urgente es que las personas no se queden en la calle y el alquiler social es una de las soluciones”, explicó Inma Évora, portavoz de la PATH, tras la reunión que mantuvo ayer con el Ayuntamiento de Santa Cruz, único en España que ha firmado un Protocolo Antidesahucios. La idea del alquiler social es que, aquellos inmuebles que entran en fase de subasta, sus propietarios puedan acogerse a esta medida, pagando una mensualidad más baja pero que le permitiría al banco tener ingresos por el inmueble y a las familias no quedarse en la calle.

En la reunión mantenida con el Ayuntamiento, la PATH explicó que “hemos querido hacerles ver que al final, el último recurso al que acceden las personas que son desahuciadas es el de los ayuntamientos, por eso tienen que implicarse con los vecinos porque es mejor solucionar el problema antes que éstos tengan que recurrir a los recursos municipales”.

Apoyo

El alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, junto al concejal de Haciendo, Alberto Bernabé; la concejala de Viviendas Municipales, Ángela Mena y el concejal de Asuntos Sociales, José Manuel Arocha, explicó las medidas que se están realizando a raíz de la aprobación del protocolo antidesahucios. Bermúdez aseguró que aunque las competencias del Ayuntamiento sobre este asunto son mínimas, el Consistorio “seguirá con su apoyo político e institucional ante un problema que afecta a numerosas familias”.

Desde la Plataforma demandaron más apoyo por parte del Ayuntamiento, pidiendo que actuaran como mediadores con el Colegio de Abogados o que se devolviera el IBI u otras plusvalías cobradas a aquellos vecinos del municipio que actualmente se encuentran en un proceso de desahucio. Bernabé, anunció que ha dado una instrucción de devolver con carácter urgente cualquier cobro indebido que se haya realizado. Las próximas acciones de la Plataforma pasan por una concentración este viernes ante las puertas de la oficina del BBVA en la calle de La Marina para exigir el alquiler social. Esta medida la repetirán la próxima semana con Bankia.
[apunte]
Embargos

La Plataforma de Afectados por Hipoteca de Tenerife además propuso al Consistorio que pagara las ayudas sociales que concede mediante cheque y no vía transferencia. El principal motivo de esta medida es evitar que las entidades financieras e incluso, el propio Ayuntamiento embargue las cuentas de las personas con menos recursos por impago de impuestos e hipotecas. “Si tienen que pedir una ayuda social es porque no tienen dinero para subsistir por tanto menos tendrán para pagar impuestos”, explicó Inma Évora. La portavoz de la PATH añadió que “según la ley las ayudas y salarios inferiores a 690 euros no pueden ser embargadas pero los bancos lo siguen haciendo y los afectados no tienen dinero para reclamar legalmente su devolución”.[/apunte]