sucesos >

Asesinan a español en Barranquilla (Colombia) para robarle el teléfono móvil

EFE | Bogotá

El español Antonio Gómez Gómez fue asesinado a balazos en la ciudad colombiana de Barranquilla cuando dos individuos pretendían robarle su teléfono móvil y se resistió, informaron a Efe fuentes diplomáticas españolas en este país.

El suceso se produjo anoche en Puerto Colombia, un municipio vecino a Barranquilla y donde residía el español, al parecer desde hacía varios años, según el cónsul de España en la caribeña Cartagena de Indias, Juan Antonio Martínez-Cattaneo.

El homicidio “ocurrió anoche en Puerto Colombia, cuando (Gómez Gómez) fue asaltado por dos personas que querían robarle el teléfono móvil, se resistió y le dieron dos balazos en el pecho y en la cabeza”, explicó el diplomático.

Al parecer, agregó Martínez-Cattaneo, “unos motoristas siguieron a los atracadores y parece que han sido detenidos”.

La víctima, que tendría “54 o 55 años”, según el diplomático, no había realizado el trámite de registro ante el Consulado como ciudadano español, por lo que las autoridades de este país no cuentan por ahora con más datos personales.

Ahora el Consulado de España realiza las gestiones oportunas con su familia para poder trasladar el cadáver a su país “lo más pronto posible”.

El diario El Heraldo de Barranquilla informó en su página web de que Gómez Gómez residía desde hacía tres años en la Urbanización Bello Mar y había contraído el año pasado matrimonio con una colombiana.

Según este diario, el español fue agredido cuando se encontraba en la puerta de su vivienda junto a dos vecinos, que no pudieron hacer nada por evitar el suceso, ya que los delincuentes dispararon a quemarropa.

En Colombia se han incrementado los casos de asesinato vinculados a robos de teléfonos móviles, por lo que las autoridades han puesto en marcha una campaña de concienciación entre los ciudadanos para que no compren aparatos robados y denuncien los hurtos.

La denuncia del robo, según la Policía Nacional, contribuye a hacer seguimiento del aparato y de los atracadores una vez que los teléfonos quedan en manos de las redes mafiosas dedicadas a ese negocio ilícito.

El pasado 18 de junio en Bogotá, el abogado Juan Guillermo Gómez, de 25 años, también fue asesinado por delincuentes que pretendían robarle el teléfono en un exclusivo barrio del norte.

Los atracadores asestaron al joven, que se preparaba para viajar a Estados Unidos y ampliar sus estudios en la Universidad de Harvard, una puñalada mortal en el pecho.