Benedicto XVI envía su pésame a las víctimas de la explosión en la refinería de Amuay

EUROPA PRESS | Madrid

El Papa Benedicto XVI ha trasladado este martes su pésame a las víctimas de la explosión de gas en la refinería de Amuay (Venezuela), que ya se ha saldado con 48 fallecidos y centenares de casas afectadas.

En un mensaje hecho público por el secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Tarcisio Bertone, el Pontífice se muestra “profundamente apenado” por la noticia y ofrece sufragios a Dios por “el eterno descanso de los fallecidos”; al tiempo que expresa “su paternal cercanía espiritual” a todas las personas afectadas y sus familiares, según recoge Radio Vaticano.

Asimismo, el Papa anima a toda la comunidad civil y eclesial de Venezuela a “prestar con caridad y espíritu de solidaridad cristiana la necesaria ayuda a cuantos han perdido sus hogares o sus bienes personales” e imparte, tanto a los afectados como a los que les socorren, la bendición apostólica.

El documento está dirigido al arzobispo de Cumaná y presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana, monseñor Diego Rafael Padrón Sánchez, que también ha mostrado su “profundo dolor ante los trágicos acontecimientos” ocurridos en la refinería venezolana en un comunicado difundido por los obispos venezolanos.