TENERIFE >

Brifor, cara a cara contra el fuego

El operativo Brifor está compuesto por un total de 320 efectivos. / DA

DIARIO DE AVISOS | Santa Cruz de Tenerife

Son los primeros que llegan y los últimos que se van. Las brigadas forestales del área de Medio Ambiente del Cabildo de Tenerife combaten el fuego a temperaturas que superan los 45 grados y con un objetivo claro: proteger el territorio y evitar el riesgo para las personas. Este equipo humano cuenta con una formación que les convierte en profesionales perfectamente preparados para dar una respuesta rápida y eficaz ante un gran incendio, como el que afectó recientemente al Sur de Tenerife.

Nada más tener conocimiento del inicio del fuego el pasado 15 de julio, el Cabildo de Tenerife desplegó todo su operativo de Prevención y Extinción de Incendios Forestales. En las primeras horas, que son las más complicadas y determinantes para su evolución, las brigadas forestales con sus vehículos y el helicóptero ya trabajaban en la zona de Ifonche (Adeje), tratando de frenar el avance de un fuego que en cinco horas ya había progresado tres kilómetros.

Sin duda, el conocimiento y la experiencia son las herramientas más valiosas con las que trabajan los responsables técnicos que, en este incendio, demostraron conocer, en todo momento, cómo iba a comportarse el fuego, lo que contribuyó a que pudieran adelantarse a su evolución. Este hecho contribuyó a que se tomaran las decisiones más adecuadas en cada situación, como el desalojo de caseríos cercanos al incendio o del municipio completo de Vilaflor que se llevaron a cabo como medidas preventiva. Para el Operativo Brifor, las personas son lo más importante.

El objetivo del Cabildo es mejorar e ir perfeccionando y aprendiendo de la experiencia, como ya se hizo a partir del gran incendio de 2007 que afectó al Noroeste de la Isla, y que supuso un antes y un después en la extinción de incendios. Así lo considera la consejera insular de Medio Ambiente, Ana Lupe Mora, quien opina que “de todos los incendios se aprende algo, de lo que está bien y de lo que se puede mejorar”.

El Cecopin es el centro de coordinación del operativo insular. / DA

En los últimos años se ha producido una notable mejora en la dotación material del operativo contra incendios, con la incorporación de nuevas cuadrillas -dos más en 2012-, nuevos vehículos y herramientas. Concretamente, este año, el operativo cuenta con un nuevo Puesto de Mando Avanzado (PMA) y una autobomba mediana. El primero sustituye al anterior y supera una importante deficiencia en la dirección de incendios forestales. En cuanto a la autobomba se utiliza en la prevención y lucha contra incendios en zonas de interfase agrícola. Dispone de un depósito de agua de 900 litros y otro de 100 de espuma.

El operativo cuenta con personal especializado para cada uno de los puestos. Suelen ser ingenieros de montes o técnicos forestales, los que realizan las funciones de director de extinción, jefe de operaciones, técnico de Cecopin, técnico de planificación y coordinador de medios aéreos. Desde 1998 el Cabildo empezó un proceso de formación del personal con el apoyo de empresas especializadas. De esta manera, progresivamente, se ha ido aumentando su grado de profesionalización.

Desde el año 2004 se aplican las recomendaciones del Comité de Lucha contra Incendios Forestales en materia de selección de personal y se realizan frecuentes simulacros de gran incendio y prácticas con fuego real.

[apunte]

Operativo

El operativo Brifor está compuesto por 320 trabajadores, distribuidos en coordinación y vigilancia, extinción y apoyo. En caso de gran incendio el Cabildo moviliza al resto del personal de Medio Ambiente, con lo que se superan las 700 personas. Cuenta además con un helicóptero con base en La Guancha, los cinco helicópteros del Gobierno de Canarias, el helicóptero Kamov, la Brif de Puntagorda del Ministerio de Medio Ambiente, los medios de autoprotección del Parque del Teide, el Consorcio de Bomberos y la Unidad Militar de Emergencias.

[/apunte]