ola de calor >

Canarias vuelve a estar desde hoy en alerta por altas temperaturas

En la imagen, la bahía de la capital tinerfeña con la presencia de la calima, lo que aumenta la sensación de calor | EFE/Cristóbal García

DIARIO DE AVISOS | Santa Cruz de Tenerife

El Gobierno de Canarias decretó ayer la situación de alerta a partir de hoy en Gran Canaria debido a las altas temperaturas que se registrarán en la isla, según informó la Dirección General de Seguridad y Emergencias del Ejecutivo.

Las temperaturas alcanzarán los 37 grados en las cumbres, en el este, sur y oeste de la isla y los 35 en las medianías del norte, según la previsión de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Para mañana se espera que en las cumbres, el este y el sur y el oeste de las islas se alcancen los 39 grados y en las medianías del norte los 36 grados.

La ola de calor que afecta a toda España desde días atrás se notará con mayor intensidad en Canarias sobre todo desde hoy, cuando se esperan temperaturas más altas. Por ello, Fuerteventura, Lanzarote y Tenerife permanecen en alerta amarilla.

En el conjunto del Estado, las temperaturas experimentarán hoy un repunte y la ola de calor mantendrá en alerta naranja (riesgo importante) a Córdoba, Sevilla, Ciudad Real, Toledo, Ávila, Madrid y Badajoz, donde los termómetros superarán los 40 grados, y a Albacete, donde se alcanzarán los 39 grados.

Además, según informó la Aemet, se han decretado 31 alertas amarillas (riesgo) por elevadas temperaturas, de las que sólo se librarán el litoral cantábrico y el norte de Castilla y León.

Debido a este nuevo episodio de calor, el sexto que vive la comunidad este verano, la Consejería de Sanidad, a través de la Dirección General de Salud Pública, insistió ayer en la importancia de atender ciertas medidas para evitar posibles efectos negativos para la salud entre los colectivos más vulnerables, como son las personas mayores, los niños y los enfermos crónicos.

Una de estas medidas es beber más agua, independientemente del tipo de actividad que se esté llevando a cabo. En mayores y enfermos crónicos debe hacerse al menos cada hora para evitar la deshidratación. En términos generales, se debe evitar el consumo de bebidas con cafeína, alcohólicas o muy azucaradas. Además, hay que evitar comidas copiosas y no consumir preparados contaminables, como alimentos con mayonesa.

Las personas más vulnerables es mejor que permanezcan en casa los días de mucho calor. Para el resto, lo mejor es no exponerse al sol demasiado tiempo o en horarios en que los rayos solares llegan más verticalmente (de 12 a 16 horas). Hay que tomar el sol de forma progresiva y con precaución (empezar con sesiones de 15 a 20 minutos y aumentar sin superar exposiciones de dos horas seguidas). Siempre es recomendable usar cremas solares con un factor de protección mínimo de 30.