fiestas de la patrona de canarias >

Los incendios centran la fiesta mariana

La Villa mariana celebró este miércoles su día grande. / Reportaje fotográfico: Fran Pallero


JOSÉ L. CONDE | Candelaria

Los incendios que azotan la isla de La Gomera y la de Tenerife centraron ayer los actos celebrados en el municipio de Candelaria con motivo de las fiestas en honor de la Virgen de Candelaria, Patrona de Canarias. Desde Paulino Rivero, presidente del Gobierno de Canarias, hasta monseñor Bernardo Álvarez, obispo de la Diócesis Nivariense, pasando por los numerosos peregrinos que durante estos días han rendido tributo a la Virgen, tuvieron palabras de solidaridad con las personas que se han quedado sin hogar en la Isla Colombina.

El presidente del Ejecutivo canario pidió una acción ejemplar a la Guardia Civil con la detención de estos pirómanos que están causando un grave daño en las islas. En este sentido, señaló que por la mañana había mantenido una conversación con el alcalde de Los Realejos, Manuel Domínguez, en la que se le informó de que el fuego declarado en la madrugada de ayer se había iniciado con dos focos.

Dijo que es necesario que las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado detengan a estos desalmados que ponen en riesgo la vida de las personas y los bienes y que además generan “zozobra e intranquilidad” entre la gente. “Basta ya”, fueron las palabras de Paulino Rivero.

Añadió que es imposible que no se produzcan detenciones con la cantidad de incendios que hay declarados en el Archipiélago para que “cojan miedo”. De lo contrario, “vamos a tener una largo calvario durante este verano”.

Recordó que es muy fácil provocar un fuego “con las cinco olas de calor que llevamos, con la difícil orografía y con la sequía prolongada, pero apagarlos es muy complicado y más aún cuando han pasado siete u ocho horas de iniciarse las llamas”.

Eucaristía

El obispo de la Diócesis Nivariense, monseñor Bernardo Álvarez, también tuvo palabras de solidaridad para aquellas personas que han perdido su hogar en el devastador incendio que ha arrasado parte de la isla de La Gomera y pidió para los equipos contraincendios que trabajen sin correr peligro de perder la vida.

El obispo se refirió durante la homilía a aquellas personas que no tiene dónde ir porque han perdido su casa en un incendio, porque se ha roto su matrimonio o por cualquier otra causa, para señalar que lo importante es tener un lugar dónde ir y qué hacer. “Lo malo es no tener nada por lo que luchar”, señaló.

Solidaridad

Destacó que a pesar de las dificultades “todos los días nos encontramos con gente buena, que nos muestra su solidaridad”, como ha ocurrido en los incendios registrados en La Gomera.

Finalmente, tras señalar que el ser humano no puede ser indiferente al sufrimiento de las personas, pidió a Dios que “nos libre del fuego y de esas personas que provocan los incendios”.

Por su parte, el alcalde de Candelaria, José Gumersindo García Trujillo, agradeció el trabajo de todos los que han contribuido a que las fiestas se desarrollen con normalidad, desde las diferentes concejalías, Policía Local, Protección Civil, así como el resto de Fuerzas de Seguridad, Policía Canaria y Guardia Civil, resaltando el civismo de los peregrinos que se han acercado hasta la Villa. Además, agradeció la labor de los rectores de la Basílica y los vecinos de Candelaria que sufren incomodidades en estos días, pero colaboran con el Ayuntamiento, ya que sin ellos no sería posible este acto.

Antes de la celebración de la eucaristía, tuvo lugar la procesión cívica desde el Ayuntamiento, lugar donde se concentraron las autoridades para partir hasta la plaza de la Patrona donde tuvo lugar la recepción al representante del Rey, el teniente general César Muro Benayas, jefe del Mando de Canarias y la parada militar.

Entre las autoridades presentes estuvieron, además del presidente del Gobierno, el titular del Cabildo, Ricardo Melchior, el responsable accidental del Parlamento de Canarias, Manuel Fernández, la delegada del Gobierno en Canarias, María del Carmen Hernández Bento, así como representaciones de los ayuntamientos de Arafo, Santa Cruz, La Victoria, El Sauzal, Arico, Güímar, Tacoronte, Granadilla y El Rosario,
Por otro lado, hay que señalar que el Cuerpo General de la Policía Canaria participo en el dispositivo policial de seguridad con 42 agentes, según informó el Ejecutivo autonómico. Colaboraron, junto al resto de fuerzas y cuerpos de seguridad, en el mantenimiento de la seguridad ciudadana. Además se traslado a la Villa Mariana el camión de Puesto de Mando Avanzado.

[apunte]

Incidencias

Un total de 153 personas han sido atendidos por el dispositivo de Seguridad y Emergencias para las fiestas de agosto, denominado Plan de Autoprotección Morenita 2012. Hay que destacar la normalidad de este año en el que en el que se han atendido a 153 personas, 8 de las cuales fueron derivadas al Hospital de La Candelaria o al Hospital Universitario de Canarias. El tipo de incidencias fueron lipotimias, golpes de calor, insolaciones, intoxicaciones etílicas, hipotensiones, traumas extremidades inferiores, hipoglucemias y patologías cardíacas. El incidente más relevante tuvo lugar ayer a las 12 horas, cuando un ciclista se precipitaba unos 50 metros en la cuesta de las tablas, resultando con heridas graves. Intervinieron, Protección Civil Candelaria, Cruz Roja, Policía Local, Guardia Civil y Bomberos de Tenerife.

[/apunte]

Más de 900 atletas honraron a la Virgen

Alrededor de 900 atletas, de diferente procedencia como Galicia, La Gomera, Gran Canaria o Tenerife, partieron en la madrugada de ayer desde Santa Cruz de Tenerife para dirigirse a la Villa Mariana, donde fueron recibidos por el padre Mendoza. Esta ofrenda atlética, que este año celebró su 21 edición, batió el récord de participantes. Además cumplieron con el llamamiento de rector de la Basílica de portar alimentos para los más necesitados.