Guía de Isora >

El fuego en Tágara sigue vivo

FUEGO TAGARA-GUIA ISORA
Imagen del miércoles pasado en barranco de Tágara donde hay zonas de difícil acceso que siguen activas. / DA

NICOLÁS DORTA | Guía de Isora

Lo peor ya ha pasado pero no hay que bajar la guardia. El fuego en los montes de Tágara sigue vivo desde que el 16 de julio, el incendio proveniente de Ifonche (Adeje) e iniciado 24 horas antes, pasase a este espacio natural protegido, dentro de la corona forestal, en el término municipal de Guía de Isora. Actualmente, aunque la situación está controlada, continúan ardiendo varios focos aislados en zonas de difícil acceso, en el barranco de Tágara. Se trata sobre todo de pinos de gran envergadura, que pueden medir hasta treinta metros de altura, según comentó ayer a DIARIO DE AVISOS el alcalde accidental isorano y responsable de Desarrollo Local, Héctor Gómez.

La situación actual de Tágara imposibilita la actuación tanto de medios aéreos como terrestres para sofocar las llamas pendientes. “Nos dicen que no queda otra que esperar a que se apague por sí solo, pero lo cierto es que estamos perdiendo pinos de gran importancia y que aún hay fuego”, añade Gómez.

En la zona se encuentran miembros de la brigada forestal (Brifor) del Cabildo para vigilar que estos focos no vayan a más. Asimismo, las altas temperaturas hacen igualmente extremar la precaución y tener alerta todos los dispositivos de emergencia.

En estos momentos no se pueden cuantificar las hectáreas que se han quemado pero zonas de importante vegetación de pinar, como los alrededores de la montaña de Chasogo han quedado reducidas a cenizas. La casa o albergue forestal ha sido dañada aunque, afortunadamente, no se quemó. Sí, prácticamente, su entorno, así como las canalizaciones de agua. En este sentido, el Ayuntamiento ha tenido que desviar o reponer algunas de estas redes de agua para garantizar el suministro, que en ningún momento se ha cortado.

Para Héctor Gómez, no es el momento de depurar responsabilidades ante la gestión del incendio sino de aprender de los errores. “Si se hubieran puesto medios aéreos en la zona de Nigara quizás hubiese evitado que el fuego llegase a los montes de Tágara”, subraya el edil. “Según la previsión del operativo del incendio, una vez el fuego había entrado en Tágara era prácticamente dejar que finalizara de manera natural en una lengua volcánica de piedra donde no había pinos, cerca de Chasogo”, afirma el concejal.

El Ayuntamiento intervino allí con medios terrestres (bomberos voluntarios) y en la pista de Tamuja para intentar cortar el paso del fuego. El miércoles 18, gracias a la intervención de los medios aéreos (hidroaviones y helicópteros) se evitó que el incendio entrara en el monte de Chío. Esto hubiera sido un catástrofe mayor que afortunadamente no se produjo.

El domingo 22 de julio, cuando parecía que todo estaba extinguido, hubo un conato en la zona de Bermejo porque se encontraba activo en el barranco de Tágara. Allí también se desplazaron medios aéreos que cargaban agua en Chirche y se sofocó.

Desde esa fecha, hace una semana y media, el fuego no ha cesado en el barranco de Tágara. Algunos de los pinos de gran tamaño están cayendo al suelo ardiendo, advierte Gómez.

“Hubiese sido deseable contar con muchos más medios desde el primer día y con un operativo mucho más rápido”, dice Gómez. “Los trabajos de reforestación van a ser muy duros”, concluye el responsable municipal.

[apunte]

Más medios

El Ayuntamiento de Guía de Isora ha aprobado recientemente, en el pleno por unanimidad, una moción presentada por el alcalde de Guía de Isora, Pedro Martín, en la que se piden más medios aéreos al Gobierno de Canarias y al Cabildo de Tenerife, que permitan actuaciones inmediatas en caso de más incendios. Según la moción, esos recursos aéreos (helicópteros o hidroaviones) deben tener “disponibilidad inmediata” para afrontar situaciones como las vividas.

El documento insta también al Cabildo para que en un plazo no superior a tres meses lleve a cabo un estudio que analice el proceso de intervención en todos los frentes del incendio ocurrido en el suroeste de Tenerife. Además, solicita al Cabildo tinerfeño y al Gobierno canario que analicen cuáles deben ser las mejoras en los recursos en tierra que faciliten la extinción de futuros incendios. Como ejemplo se citan las pistas forestales que deban ser ampliadas o arregladas, la construcción de depósitos de agua dentro de la corona forestal, el aprovechamiento de acuíferos y las conducciones de agua que atraviesan la zona, o la tala limitada de pinos.

[/apunte]