economía>

El Gobierno elevará a 450 euros la ayuda a los parados con mayores cargas familiares

AGENCIAS | Madrid

El PP ha anunciado que el subsidio de 400 euros para parados sin ingresos se elevará hasta los 450 para aquellos desempleados que tengan mayores cargas familiares. De momento es la única novedad sobre el Plan Prepara que se conoce, y el PSOE ha mostrado su preocupación por las eventuales nuevas condiciones.

El Ministerio de la Presidencia y el Ministerio de Empleo y Seguridad Social ha anunciado este martes que la ayuda de 400 euros mensuales para parados sin ingresos se elevará hasta los 450 euros para aquellos desempleados que tengan mayores cargas familiares.

En concreto, los parados que hayan agotado sus prestaciones y que tengan, además de al cónyuge o pareja de hecho, a dos miembros de la unidad familiar a su cargo, recibirán 450 euros mensuales, frente a los 399 euros actuales.

Así se lo han decidido la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, la ministra de Empleo, Fátima Báñez, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y el director de la Oficina Económica del Presidente del Gobierno, Álvaro Nadal, tras reunirse en el Palacio de la Moncloa para analizar la reforma del plan Prepara, que será aprobada este viernes por el Ejecutivo.

Según han destacado Presidencia y Empleo, el Gobierno se plantea esta reforma con “el triple objetivo” de mejorar la protección de aquellas personas que más lo necesitan, reforzar el objetivo de recualificación de los desempleados y aumentar la colaboración y coordinación con las comunidades autónomas hacer el programa más eficaz.

El Gobierno no ha explicado cómo piensa conseguir una mayor recualificación de los desempleados y ha destacado como la principal novedad de los cambios que baraja el incremento de la ayuda para los parados con mayores cargas familiares.

“El Gobierno quiere dejar claro que lo importante es que nadie en este país que realmente lo necesite se encuentre desprotegido en la salida de la crisis”, ha señalado la ministra de Empleo, Fátima Báñez, en un comunicado.

La ministra ha dicho además que se mejorará la empleabilidad de los beneficiarios de este plan con el objetivo de facilitar su inserción en el mercado de trabajo. “Vamos a poner todos los recursos a disposición de estos beneficiarios para que se formen y encuentren en el plan Prepara la última puerta de entrada en el mercado de trabajo”, ha subrayado.

El Plan Prepara está configurado como una ayuda de 400 euros durante un máximo de seis meses vinculada a un programa específico para incrementar la empleabilidad e insertar en el mercado laboral a desempleados que agotan otras prestaciones y subsidios sin contar con otras fuentes suficientes de ingresos.

El Gobierno había previsto que en los últimos seis meses de vigencia la ayuda beneficiara a unas 125.000 personas, con un coste aproximado de 300 millones de euros. Sin embargo, esta previsiones se han visto superadas con unos 500.000 beneficiarios, de los que alrededor de 200.000 cobran actualmente los 400 euros.

Además, según el Departamento dirigido por Fátima Báñez, el balance realizado refleja que en la primera edición del plan, que arrancó en marzo de 2011, los beneficiarios que conseguían un trabajo ascendían al 20% del total, mientras que en el último periodo esta proporción ha caído al 6%.

El Gobierno prevé aprobar el decreto de la prórroga en el Consejo de Ministros de este viernes. Por el momento, tanto desde los sindicatos como desde el PSOE e IU se ha mostrado cautela por si el decreto final endurece las condiciones de acceso a la ayuda.

Preocupación por “la letra pequeña” del nuevo plan Prepara

Por su parte, el PSOE ha expresado su preocupación por los cambios en las condiciones de acceso al Plan Prepara en los que está trabajando el Gobierno. La portavoz socialista de Empleo en el Congreso, Concha Gutiérrez, no ha querido opinar sobre el aumento de la prestación en caso de cargas familiares, y ha insistido e que “la preocupación del PSOE son las condiciones de acceso, que es lo que de verdad importa”

Además, ha reprochado a los ‘populares’ que estén culpando al programa de ineficiencia por la caída en la tasa de reinserción laboral de sus beneficiarios, que ha caído del 20% al 6%, cuando “lo que está fallando son las políticas económicas del Gobierno, que no generan empleo”. “Es muy difícil encontrar empleo cuando no lo hay”, ha zanjado.

En el mismo sentido se ha expresado la secretaria de Empleo de CC.OO., Paloma López, quien ha afirmado acoger con “cautela” el anuncio del Gobierno y ha señalado que, en principio, su sindicato valora de manera positiva que se quiera subir la cuantía a los desempleados con más miembros familiares a su cargo, pero se teme que, a cambio, “la letra pequeña” de la reforma que está diseñando el Gobierno introduzca algún elemento que recorte el número de beneficiarios del plan.

“No conocemos el texto, pero nos tememos que en la letra pequeña se reduzca el número de beneficiarios”, ha indicado la responsable sindical, que ha preferido mostrarse cautelosa hasta conocer el texto del Gobierno.

Asimismo, el secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, ha celebrado que el Gobierno haya decidido elevar la ayuda pero teme que, para compensar, el Ejecutivo deje fuera a los más jóvenes.

“Hay que conocer los detalles”, ha señalado Ferrer tras barajar la posibilidad de que el Gobierno haya anunciado este martes la ampliación de la prestación a este colectivo para tapar la restricción a otros, algo que se conocerá definitivamente en el Consejo de Ministros de este viernes cuando se apruebe la medida.