ayudas>

El Gobierno quiere evitar que la ayuda del Plan Prepara se solape con otras

EFE | Madrid

El Gobierno quiere evitar que la prestación de 400 o 450 euros -según los casos- del nuevo Plan Prepara se solape con otras ayudas y buscará, en la reforma de este programa, que llegue en primer lugar a quienes no tienen ningún otro ingreso.

Así lo ha explicado la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, quien también ha asegurado que no habrá sobrecoste en esta prórroga, a pesar de que la prestación subirá a 450 euros para los beneficiarios con cargas familiares.

No habrá más coste porque se va a “reorganizar” el programa, de forma que se “definan bien” las situaciones de necesidad de los demás colectivos, así como el “circuito” que tienen de otras posibles ayudas, “que las hay”, ha señalado la vicepresidenta en una conversación informal con los periodistas tras visitar las instalaciones del BOE.

Lo que no habrá, ha explicado, son nuevos tramos de la prestación, es decir, se mantendrá la de 400 euros y se sube a 450 para quienes tengan a su cargo, al menos, dos miembros de la unidad familiar a su cargo, además del cónyuge o pareja de hecho.

Tras reconocer que los casos para la prestación de 450 euros son fácilmente demostrables, ha insistido, sobre el resto, en que el programa debe llegar a quien de verdad lo necesite, a los colectivos que se pueden quedar “sin nada”.

Preguntada por la sugerencia que hizo el PP de retirar la ayuda a quienes tienen soporte familiar -por ejemplo los jóvenes que viven con sus padres-, la vicepresidenta ha subrayado que lo que el Gobierno quiere es “analizar bien el itinerario de gente cubierta también por otros ámbitos”.

Además, Soraya Sáenz de Santamaría ha insistido en que se va a buscar “más rigor en la empleabilidad” y se pretenden reforzar los métodos de búsqueda de empleo y la formación para los beneficiarios de este programa