LA PALMA > INCENDIO

El incendio queda controlado en La Palma y se pide prudencia a la población

González Taño junto a Morcuende, Barreto, González Mata y Prieto. / DA

EUGENIA PAIZ | Mazo

El incendio de Mazo fue dado por controlado ayer a las 08.00 horas, después de un concienzudo y exhaustivo trabajo durante cuatro días y cinco largas noches en los que más de 500 efectivos y ocho medios aéreos han colaborado para evitar su extensión al municipio de Fuencaliente y a los núcleos habitados de La Sabina, Tiguerorte, Tigalate y Montes de Luna, además de plantarle cara en la Montaña de la Horqueta. Fue en esa zona, la más alta de la localidad y a las puertas de Cumbre Vieja, donde se vivieron los momentos más complicados de este nuevo siniestro.

La presidenta del Cabildo palmero, Guadalupe González Taño, acompañada por el director insular de la administración del Estado en La Palma, Miguel Ángel Morcuende, la alcaldesa de Mazo, Nieves Lady Barreto y el consejero de Medio Ambiente, Carlos González Mata además del director de extinción, Francisco Prieto, compareció ayer en el consistorio mazuco para aportar los detalles técnicos de las largas jornadas de trabajo y los pasos dados para atajar el segundo incendio declarado en la isla este verano en menos de 15 días. También anunciaron con rotundidad que solicitará “la creación de una comisión en el marco de la Federación Canaria de Islas (Fecai) para analizar la nueva realidad que estamos viviendo, con incendios que se producen simultáneamente en el Archipiélago, y con la intención de coordinar los esfuerzos frente a estos hechos”. Eso sí, González Taño pedirá esa comisión de trabajo una vez concluya la campaña contra incendios activada desde el mes de junio y con fecha de cierre a mediados de octubre. Entre esas recomendaciones, una muy directa para los vecinos de zonas de medianía y monte: “La limpieza de un perímetro de seguridad en torno a sus viviendas como medida de precaución imprescindible”.

Mensaje de prudencia

Más allá de las prohibiciones recogidas en el reciente decreto para reducir el riesgo de incendio en los montes de la Isla, tanto Miguel Ángel Morcuende como Guadalupe González Taño pusieron especial énfasis a la hora de lanzar a la población un mensaje de prudencia y precaución. Al mismo tiempo, se siguen valorando los daños en las parcelas afectadas por el fuego, que no llegó a perjudicar seriamente a ninguna vivienda, pero que sí ha consumido zonas de pasto y cultivos de medianías, además de algunos daños entre el sector ganadero.

La alcaldesa de Mazo, como hizo antes la presidenta, abrió un amplio capítulo de agradecimientos que cerró, en coincidencia con los argumentos del resto de autoridades, con el reconocimiento a “la serenidad, el coraje y el temple de los vecinos”, que demostraron “un gran sentido común” pese a ver amenazados sus hogares y otros bienes materiales.