INCENDIO EN MAZO > EN VÍAS DE CONTROL

El operativo estabiliza el fuego en La Palma, que ha afectado a 1.700 hectáreas

Un gran espacio forestal se ha visto afectado por el fuego. / ACFI PRESS

EUGENIA PAIZ | Mazo

La dirección técnica del operativo contra incendios daba ayer por estabilizado el fuego declarado la mañana del pasado sábado en la zona de La Sabina, en Mazo, en el que se han visto afectadas un total de 1.700 hectáreas de terreno. Pese a las buenas noticias, el operativo vivió en la mañana de ayer un nuevo sobresalto, cuando se reavivaron las llamas dentro de una zona del amplio perímetro acotado, concretamente en el espacio de monte conocido como Pista de Cosme.

Ese fue el motivo por el que la comparecencia prevista para las 13.00 horas por el Cabildo para confirmar el control del fuego, fue suspendida por la presidenta de la institución, Guadalupe González Taño. Mientras, un tercer helicóptero reforzaba el operativo en el que ya se encontraban trabajando otras dos aeronaves y hasta ocho retenes de personal de Medio Ambiente y de bomberos voluntarios de La Palma.

Según los datos facilitados por el equipo técnico que dirige el director de extinción del Cabildo de La Palma, Francisco Prieto, la bajada de temperaturas y el aumento de la humedad, que superó el 70% y que propició una tímida lluvia durante la madrugada del lunes en la zona, contribuyeron de forma decisiva a la estabilización del segundo incendio que padece la isla este verano. Durante la noche, tal y como confirmaron fuentes autorizadas de la institución insular, ha seguido operando un amplio dispositivo de seguridad en la que fue la cuarta noche de arduo trabajo contra las llamas.

El operativo formado por varias brigadas del Cabildo, además de otras del Parque Nacional de la Caldera de Taburiente y los miembros de la Unidad Militar de Emergencias, centró sus esfuerzos en evitar una extensión de las llamas en la misma línea de fuego que se reavivó a mediodía de a ayer y que alcanzó de nuevo altura. A estos medios se sumó también el permanente trabajo de los retenes de Medio Ambiente, cuya labor se concentró en las zonas por donde el fuego pasó más próximo a los núcleos de población, La Sabina y Montes de Luna. Tanto la presidenta del Cabildo, Guadalupe González Taño, como el consejero de Medio Ambiente, Carlos González Mata, expresaban ayer una mayor tranquilidad aunque “con precaución” por los cambios en la dirección del viento que pudieran afectar a un posible resurgir de las llamas. La previsión meteorológica señala para la jornada de hoy un descenso de las temperaturas.

[apunte]

Precauciones

El Cabildo aprobó un decreto prohibiendo durante esta semana y en toda la geografía insular la práctica de actividades cinegéticas en las modalidades de caza mayor y menor. La limitación estará vigente hasta el próximo miércoles, 15 de agosto. Asimismo, no está permitido hacer fuego en los recintos de las áreas recreativas y zonas de acampada. Medio Ambiente ha prohibido también la quema de gestión de residuos forestales, agrícolas o similares. Las autoridades insulares han recordado que “existe una normativa por la que se regula el lanzamiento de cohetes y fuegos de artificio durante la época de alto resto de incendio”. Además, hace un llamamiento a la población para que “se extremen las precauciones ya que está en las manos de la ciudadanía contribuir a la protección del patrimonio natural”.

[/apunte]