LA PALMA >

El Pleno de Los Llanos reconoce nuevas facturas por 1,8 millones

EUGENIA PAIZ | Los Llanos de Aridane

El Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane se ha visto obligado a reconocer una nueva deuda a la que tendrán que hacer frente sus debilitadas arcas. El débito, que provocó un nuevo enfrentamiento entre el grupo de gobierno -conformado por populares y socialistas- y el ex alcalde y portavoz de los nacionalistas, Juan Ramón Rodríguez Marín, asciende a 1,8 millones de euros, y en buena parte viene a ser resultado de lo que el concejal de Hacienda, Mariano Hernández, calificó como “facturas guardadas en cajones, algunas impagadas desde el año 1999” y lo que Rodríguez Marín, desde la oposición, entiende como “una mala gestión” del actual grupo de Gobierno.

Lo cierto es que las arcas locales tendrán que asumir esta deuda; eso sí, el Partido Popular (PP), por boca de Mariano Hernández al frente de la Concejalía de Hacienda, señala directamente a Juan Ramón Rodríguez Marín de “mantener permanentemente un discurso de mentiras y medias verdades”, al no reconocer su responsabilidad ante la acumulación de esa deuda, parte de la cual se corresponde con la segunda mitad del año 2011, cuando Partido Popular y PSOE ya habían asumido las responsabilidades del Gobierno local.

No obstante, la alcaldesa recuerda: “Esa parte de la deuda no la hemos incrementado nosotros, sino que ha sido resultado del reconocimiento de las facturas que han ido saliendo de los cajones y en concepto de servicios que se habían prestado a este ayuntamiento, y a los que lógicamente hay que hacer frente y pagar”. Los nacionalistas votaron en contra de este reconocimiento extrajudicial de crédito para a continuación acusar al edil de Hacienda de “falsear el remanente de tesorería”.

La intención del grupo de gobierno es no tener que acudir más a este medida. “Un procedimiento excepcional que prevé la ley pero al que tenemos la intención de no acudir el próximo año”, subrayó Mariano Hernández. Esta parte de la deuda local ha quedado fuera del crédito por importe de 3,5 millones de euros concedido por el Ministerio de Hacienda, en el marco del Real Decreto 4/2012, y que permitió liquidar las facturas con pequeñas y medianas empresas, atendiendo al pago de deudas contraídas desde hacía dos años