Santa Cruz >

El valor catastral de 50 edificios religiosos supera los ocho millones

Los edificios religiosos están exentos del pago del IBI. / DA

NATALIA TORRES | Santa Cruz de Tenerife

Los acuerdos del Estado español con la Santa Sede que datan de 1979 y la Ley del Mecenazgo de 2002 establecen que, tanto la iglesia católica como las asociaciones confesionales no católicas legalmente reconocidas, están exentas del pago del Impuesto de Bienes e Inmuebles (IBI) así como las organizaciones sin ánimo de lucro como Cruz Roja. Esto supone que, en el caso de Santa Cruz de Tenerife, donde según el anuario de la Dirección General del Catastro para 2011, hay registrados 50 inmuebles clasificados como religiosos, el Ayuntamiento estaría dejando de ingresar por este concepto cerca de 56.000 de euros al año, dado que el valor catastral total de estos inmuebles asciende a 8.957.870 euros.

La iglesia católica es la principal beneficiaria de estos acuerdos y ha sido la protagonista en los últimos meses de distintas mociones en los ayuntamientos españoles para instar al cobro del IBI, sobre todo en aquellos inmuebles no dedicados al culto que son propiedad de la Iglesia. Santa Cruz ha sido uno de esas ciudades donde se ha discutido esta posibilidad gracias a una moción presentada por José Manuel Corrales (IU-XTF) en la que se pedía que el Ayuntamiento solicitase al Gobierno de España la revisión del acuerdo con la Santa Sede en el apartado correspondiente al pago del IBI. Además, se pedía la realización de un censo con todos los bienes e inmuebles rústicos y urbanos que están registrados a nombre de la iglesia católica y de otras confesiones religiosas. También se instaba a la retirada del coeficiente reductor de la tasa de recogida de residuos sólidos urbanos y en el resto de figuras fiscales municipales.

Rechazo

La moción fue rechaza argumentando entre otras cosas, la importante labor social que desempeña la institución, más aún en estos momentos de crisis. El equipo de Gobierno añadió que, aunque estudia la posibilidad de cobrar el impuesto, como ya se hace en otras ciudades españolas, la moción presentada por Corrales, no diferencia entre los centros que se dedican a ayuda social, como los de Cáritas, y los destinados a fines religiosos. Desde Sí se puede también se interpeló al Ayuntamiento sobre la posibilidad de que los centros registrados a nombre de la iglesia católica y que no tienen un fin religioso, paguen el IBI. Desde la concejalía de Hacienda se argumentó que, para ello, es necesario realizar un catálogo previo de las propiedades eclesiásticas, algo que no existe puesto que nunca se les ha cobrado impuestos. Zamora fue la primera ciudad que ya cobra el IBI y la tasa de basura a la Iglesia en aquellos inmuebles no dedicados al culto.

[apunte]

Municipios

Según los datos recogidos en el anuario del catastro, en Tenerife hay 445 inmuebles clasificados como religiosos, con un valor catastral total que supera los 48 millones de euros, una cifra que hace referencia a la valoración del suelo y el inmueble que hace el catastro y no al valor de mercado de dichos inmuebles. El municipio de San Cristóbal de La Laguna es el que mayor número de estos edificios acumula con 60 y cuyo valor se sitúa en más de nueve millones de euros. Le sigue en número, Santa Cruz con 50 y La Orotava que cuenta con 41 edificios de un valor cercano a los dos millones de euros. En Buenavista del Norte, donde su alcalde ha emprendido una batalla para cobrar el IBI a la iglesia, aparecen como religiosos 12 inmuebles y cuya valoración según el catastro alcanza el millón de euros.

[/apunte]