La Matanza >

En defensa de la naturaleza

El parque, todavía en construcción, se asienta en una zona muy verde y con importantes activos naturales. / MOISÉS PÉREZ

ENRIQUE TOSTE | La Matanza

Desde octubre de 2012 un convenio entre el Ayuntamiento de la Matanza y el Gobierno de Canarias ha logrado recuperar a 32 jóvenes que no tenían estudios, para introducirlos en el mercado laboral. Se trata de la escuela taller de Potenciación de Espacios Naturales y Paisajísticos, cuyo proyecto más ambicioso es el futuro Parque Rural El Montillo, localizado en la parte alta del municipio.

Hace ocho años la Corporación local planteó la idea de construir un parque rural en el pueblo para convertirlo en un atractivo de ocio y deportes. Este proceso ha sido largo y tedioso, ya que la elección del lugar debía ser precisa. La zona designada, con una extensión de 57.500 metros cuadrados, tenía además una serie de fincas abandonadas que había que expropiar y un pequeño bosque de fayal-brezal. Para su ejecución, el Ayuntamiento presentó al Servicio Canario de Empleo un proyecto para crear la escuela taller, que finalmente se concretó en octubre de 2010 y se desarrollará hasta el mismo mes de este año. Así, jóvenes del municipio con edades comprendidas entre los 16 y los 24 años son los que, previa formación y durante 22 meses, han logrado concluir la primera fase del parque.

La idea principal es atraer a visitantes de pueblos colindantes para que pasen el día en un ambiente cordial rodeado de la naturaleza. Como asegura el director de la actividad formativa, Matías Fonte, “queremos que sea un referente de sostenibilidad, donde la gente conecte con las especies y valore un espacio natural tan importante”.

El parque contará con un camino principal que recorrerá toda la zona y otros secundarios que llevarán al lago, al aparcamiento o a los merenderos. Es preciso destacar que, desde su comienzo, se ha querido pensar en la accesibilidad de las personas y por ello el recinto será totalmente adaptado. El lugar se dotará también de una zona deportiva con varios campos de fútbol de 3X3 y un rocódromo, además de un espacio para la música. También se quiere fomentar el conocimiento de especies autóctonas y por eso cada árbol llevará un cartel con su nombre científico y una breve explicación. Igualmente, la actividad formativa pretende fomentar el trabajo de la agricultura con la construcción de pequeños terrenos de fincas que serán alquilados a las personas interesadas en cultivar frutas y hortalizas destinadas al consumo propio. La formación que reciben los alumnos les ha servido también para recuperar aquellos senderos que por falta de mantenimiento se hacían intransitables. No solo han limpiado y reformado estos trayectos sino que, además, han buscado su historia y han preparado una guía de rutas denominada Matancero conoce tu pueblo. La iniciativa ha tenido una gran acogida en la localidad y los datos así lo corroboran, con 2.000 excursiones guiadas y gratuitas. En definitiva, La Matanza hace una clara apuesta por la sostenibilidad.