santiago del teide>

Fumero: “La empresa del Pancracio Socas está en el limbo jurídico”

Grupo de CC en el Ayuntamiento de Santiago del Teide. | DA

NICOLÁS DORTA | Santiago del Teide

Coalición Canaria en Santiago del Teide no se mete en pactos, algo muy habitual en los últimos tiempos en este municipio. Quizás, por eso, es la principal fuerza de la oposición y se mantiene, eso sí, con cinco concejales, muchos menos de lo que tenía cuando gobernaba. Los nacionalistas han querido hacer un balance tras el primer curso del mandato en el Ayuntamiento de Santiago del Teide, donde gobierna Juan Damián Gorrín Ramos, ahora su enemigo político, en el PP, y antes mano derecha (y viceversa) de los concejales María Candelaria Pérez, veterana en el Consistorio, y Jonathan Martín Fumero, joven con aspiraciones en Coalición, antiguo asesor de Gorrín y portavoz municipal de CC. También figura en el grupo Germán Jiménez, antiguo concejal de Turismo y Óscar Pérez, el que fuera responsable de Hacienda.

Asegura Jonathan Fumero que se ha hecho un trabajo “intenso” en esta última legislatura como oposición, frente a un Ayuntamiento “que ha perdido el norte en temas fundamentales”, como Santiago del Teide Gestión S.L., la empresa pública encargada de las cuentas del complejo deportivo Pancracio Socas, el primero que se hizo en el Sur con piscina y gimnasio.

Según Fumero esta entidad pública, encabezada por el alcalde, está en el “limbo jurídico”, pues tiene los cargos que la componen “caducados”, está sin aprobar el presupuesto del complejo deportivo para este año, y “todavía figura hasta un miembro de CC en el consejo de administración”. También critica el edil que en esta gestora pública no se hayan presentado las cuentas “en tiempo y forma”, con “falta de documentación, sin una junta renovada”, apunta.

Por otro lado, en esta legislatura el grupo de CC ha presentado 41 mociones, 54 solicitudes de información, 71 preguntas, y 89 ruegos, lo que suman 255 intervenciones. La mayoría de las mociones presentadas han sido rechazadas por el Partido Popular. Así, dice Fumero que pese votarlas en contra, algunas de ellas “han sido luego realizadas admitiendo así su falta de ideas”; pero muchas otras propuestas, “han caído en saco roto y continúan sin ejecutarse causando un perjuicio a los vecinos”.

Retroceso y falta de medios

Según el nacionalista, durante el presente mandato, el municipio ha mostrado un retroceso evidente en los servicios públicos pues faltan medios, no se invierte un solo euro y la actividad del consistorio está sujeta a la improvisación constante. Asegura Fumero que los ocho proyectos prometidos con 30 millones de inversión por el alcalde en la renovación de los espacios turísticos “se han quedado en meras ideas del Cabildo, pero sin concretar”. Añade que lo único que se ha hecho es el centro social de La Vigilia, una obra del Plan E de 2010, y la plaza Agustín León gracias a un taller de empleo.
Obras como la regeneración de Playa de la Arena, paseos o el auditorio en Puerto de Santiago carecen de financiación, “esa que Gorrín pensaba conseguir cuando se fue al PP”, dice Fumero.

Así, según el edil, tras el primer año de mandato, “la realidad es bien distinta” sobre un gobierno municipal que “ha vivido de las rentas”, y “lo preocupante no es eso, sino que no existe planificación de cara al futuro y se improvisa constantemente”, concluye.