Pádel >

Juan y Bela maravillan otra vez

JUAN S. SÁNCHEZ | Santa Cruz de Tenerife

Juan Martín Díaz y Fernando Belasteguín volvieron a Gran Canaria para cumplir, un año más, con la tradición de ofrecer la exhibición habitual en la jornada final del Open Sabina. La pareja número uno del mundo se dio un respiro en Maspalomas después de la presión a la que ha sido sometida en los últimos torneos del circuito del Pádel Pro Tour en los que no ha podido sacar lo mejor de su juego.

Sin ir más lejos, en la última prueba, la celebrada en Gijón, los reyes del pádel mundial claudicaron ante Seba Nerone y Sanyo Gutiérrez. Pero esta vez no había tensión competitiva, solo ganas de divertirse y de hacer pasar un buen rato a los más de un millar y medio de espectadores que estuvieron viendo su exhibición en el pabellón de San Fernando de Maspalomas.

Díaz y Belasteguín se midieron a los dos jugadores grancanarios que forman parte de la élite del pádel Pro Tour, Aday Santana y Jordi Muñoz y ofrecieron un gran espectáculo con puntos largos y disputados y todo tipo de definiciones.

Los campeones

La pareja formada por Nauzet Guedes y Pablo González fue la campeona de la máxima categoría del Open Sabina en el que volvió a superarse el millar de jugadores inscritos. Guedes y González superaron en la final del torneo al joven Claudio Zurita y Fernando Antognini, por 6/0 y 6/4. Zurita, que repetía en una final después de alcanzarla el año pasado junto al tinerfeño Iñaki Angulo, volvió a quedarse otra vez a un paso de llevarse el triunfo en uno de los campeonatos más prestigiosos de cuantos acontecen en el pádel canario.

En 2011 perdió ante la pareja que formaban Rubén Álamo y Carlos González y este año volvió a alzarse con el subcampeonato después de haber cuajado un torneo bastante regular. Guedes y González mostraron una mayor solidez para imponerse con claridad en la final.

En la máxima categoría de féminas el triunfo fue para Teresa Navarro y la ex tenista profesional Marta Marrero, que no dieron ninguna opción a Dominic Suchard y Desireé Galván, a las que vencieron con condundencia por un doble 6/1. Navarro y Marrero fueron muy superiores a sus rivales durante toda la competición y se antojan como una de las parejas más duras del panorama canario.