La Orotava >

La Cooperativa Agrícola de Benijos despide sin aviso a 10 trabajadores

El Cabildo compró en el año 2010 esta instalación ubicada en la parte alta de La Orotava. / MOISÉS PÉREZ

LUIS F. FEBLES | La Orotava

La Cooperativa Agrícola de Benijos, en La Orotava, ha despedido a 10 de sus 18 empleados como consecuencia de la difícil situación económica que atraviesa esta entidad, cuyo déficit asciende a 1,7 millones de euros.

Hace dos meses, este grupo de trabajadores se había manifestado exigiendo el pago de algunos salarios adeudados que, posteriormente, fueron abonados de forma parcial. Tras no fructificar las negociaciones en las que se barajó la posibilidad de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) temporal o un fijo discontinuo, los afectados se han dirigido a la oficina del Semac (Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación) para buscar un acuerdo con la empresa para su readmisión o bien que se les abone lo correspondiente a derechos y liquidación. Ahora, los despedidos han presentado una denuncia contra Agroteide, empresa del Cabildo que compró la cooperativa.

Una de las trabajadoras damnificadas y socia de la Cooperativa de Benijos, Mercedes García, mostró su sorpresa ante una medida que considera “injusta y poco diplomática”. “Tras ponernos en huelga hace dos meses para reclamar los salarios adeudados, llegamos a un punto de encuentro en el que se descartaba un despido como el que ha sucedido. Hace aproximadamente un mes nos dieron 15 días de vacaciones y al incorporarnos de nuevo nos comunicaron este cese”, se lamentó. No obstante, según aseguró García, la opción que ahora plantea la empresa es prorratear el sueldo durante 10 meses, idea que descartan. Por su parte, el presidente de esta entidad, José Luis López, afirmó que los despidos se deben a la situación económica por la que atraviesa la empresa, ajustándose a lo establecido por el plan de viabilidad aprobado por el Cabildo. “No hay capacidad para tanto trabajador y, en principio, llegaremos a un acuerdo con todos ellos”, apuntó.

Pese a que una de las afectadas por los despidos subrayó que no se ha llegado todavía a un entendimiento con los dirigentes de la asociación, su presidente contradijo esta versión y remarcó que ya hay acuerdo.

En esta coyuntura de crisis y desavenencias, el consejero de Agricultura del Cabildo, José Joaquín Bethencourt, aunque entiende a los perjudicados, consideró que la “estructura estaba sobredimensionada”. También dejó claro que la Corporación insular no tiene responsabilidad en los despidos ya que son únicamente los arrendadores. En esta línea, avaló el plan de viabilidad efectuado en una empresa que “saldrá adelante”.