el hierro > conviviendo con el volcán

El Hierro pasa a ‘semáforo verde’ tras el descenso de la actividad sísmica

EUROPA PRESS / DIARIO DE AVISOS | Santa Cruz de Tenerife

La dirección del Plan de Protección Civil por Riesgo Volcánico (Pevolca) decidió a primera hora de la tarde de ayer dar por finalizada en las zonas de El Hierro afectadas (tanto terrestres como marítimas) la fase de pre-emergencia, en situación de alerta (semáforo amarillo), y declarar la fase de normalidad en situación de prealerta (semáforo verde). Esta decisión se tomó teniendo en consideración el actual comportamiento del proceso magmático en las últimas semanas, informó en una nota el Gobierno de Canarias.

Hace unos días hubo una reunión del grupo de trabajo del comité científico del plan en la que participaron representantes del IGN (Instituto Geográfico Nacional), CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas), Involcan; Universidad de La Laguna y Dirección General de Protección Civil, en la que se concluyó que la actividad sísmica había disminuido considerablemente y se producía con baja magnitud. Asimismo, el Ejecutivo detalló que los eventos se seguían produciendo mayoritariamente a una profundidad de 20 kilómetros en una zona dispersa en el área del Julan y el Mar de Las Calmas. Los sismos más superficiales ocurridos en El Julan no son significativos. Los científicos constataron también la estabilidad en las deformaciones y la ausencia de anomalías geoquímicas. Dado que estos parámetros se han mantenido sin cambios notables durante las últimas semanas, la dirección del Pevolca decidió tomar la decisión de la bajada de nivel. Por su parte, científicos del Instituto Tecnológico y de Energías Renovables (ITER) detectaron con 40 días de antelación señales geoquímicas precursoras de la erupción submarina que se inició el 10 de octubre de 2011.

Un comunicado del Cabildo de Tenerife, del que depende el organismo científico, informó ayer de que de que en concreto se registraron emisiones anómalas de flujo difuso de dióxido de carbono (CO2) y sulfuro de hidrógeno (H2S) en la red geoquímica instrumental permanente que el ITER tiene operativas en El Hierro desde 2003 para la vigilancia volcánica de la isla. Añadió que el interés de los resultados de este trabajo científico publicado recientemente por la revista internacional Geophysical Research Letters, que edita la Sociedad Geofísica Americana, se debe fundamentalmente a la detección en tierra de señales geoquímicas precursoras de una erupción volcánica.