Tenerife >

Las pérdidas en la agricultura por el incendio de Tenerife ascienden a 350.000 euros

Las llamas arrasaron un total de 6.500 hectáreas en la zona Sur de la Isla. / DA

JESSICA MORENO | Santa Cruz de Tenerife

El fuego arrasó todo a su paso. No respetó espacios naturales, casas, pajares y, mucho menos, terrenos de cultivo. De hecho, las pérdidas provocadas en la agricultura a consecuencia del incendio que azotó el Sur de Tenerife el pasado mes -y que aún sigue ardiendo en algunas zonas- se calcula ascienden a alrededor de 350.000 euros. Así se desprende de un informe elaborado por el Cabildo de Tenerife al que ha tenido acceso DIARIO DE AVISOS. El documento recoge también que de esta cantidad el 80% se corresponde con cultivos y pérdidas de cosechas, mientras que el resto se atribuye a las infraestructuras estropeadas.

Al respecto, el consejero de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Corporación insular, José Joaquín Bethencourt, indicó que en total se habían visto dañadas por las llamas 24 hectáreas, lo que supone el 75% del total de la superficie agraria afectada. En cuanto a la localización de los cultivos más afectados, el consejero apuntó a las localidades de Vilaflor, Adeje y Guía de Isora.

En este sentido, las infraestructuras que se han visto más perjudicadas, según el responsable insular de Agricultura, fueron, sobre todo, las conducciones de riego, “que al estar hechas de polietileno, son más inflamables”. Además, de estos elementos, las espalderas en el espacio protegido de Ifonche fueron también pasto de las llamas.

Balsas imprescindibles

Las balsas de la Isla, sobre todo las de la zona Sur, sirvieron para suministrar el agua que utilizaron parte de los medios aéreos que trabajaron en las labores de extinción del fuego. Bethencourt tachó de “esencial” en estos trabajos el depósito ubicado en Trevejos e indicó que “en ocasiones como esta se confirma que fue una idea acertada la decisión de concebir las balsas como depósitos para los incendios”. Del mismo modo, aclaró que durante los días en los que los medios aéreos se abastecían de estas infraestructuras se cortó el suministro a los agricultores.

Cabe recordar, asimismo, que el incendio afectó al 2% del total del pinar de la Isla, del que la mayoría de las hectáreas quemadas fue matorral; del total de las 6.500 hectáreas afectadas, 2.200 quedaron calcinadas y 3.000 son de pinar que han logrado salvarse.