ESPAÑA > CRISIS

Rajoy niega negociaciones con Europa y asegura que España aún no ha decidido si pedirá el rescate

OTR/PRESS | Madrid

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha negado este martes que España se encuentre en negociaciones sobre las condiciones de un rescate con Europa, porque el Ejecutivo aún no ha decidido si pedirá o no ayuda a la Eurozona para aliviar la presión sobre la deuda y obtener liquidez a corto plazo.

Tras un almuerzo de trabajo con el presidente del Consejo Europeo, Van Rompuy, Mariano Rajoy ha ofrecido una rueda de prensa en la que, a preguntas sobre el posible rescate a España, ha respondido que “no hay negociación porque el Gobierno no ha hecho ninguna petición”.

Sin embargo, el presidente del Gobierno no ha dejado de pedir “a la mayor celeridad posible” los problemas de la zona euro a la hora de financiarse, a la vista de los diferenciales de deuda de algunos países.

Se ha amparado en las palabras del presidente del Banco Central Europeo (BCE), que consideró “inaceptables” estos diferenciales de financiación provocados por las dudas sobre el euro.

Según Rajoy, éste es el principal problema de España, que soporta una “inaceptable”, a juicio del presidente, prima de riesgo de 515 puntos básicos, a pesar de que las cosas han ido “bastante mejor” en la última subasta de deuda.

El presidente del Ejecutivo se ha limitado a decir que seguirá trabajando por los intereses de los españoles y “en base a ese criterio tomaremos las decisiones”.

Éstas consistirán en seguir la hoja de ruta de hasta ahora, que consiste a su vez en asumir los compromisos adquiridos con la Unión Europea (UE), y que se trata de medidas “complicadas, duras y difíciles” para afrontar el déficit excesivo.

Van Rompuy también ha negado las especulaciones sobre un próximo rescate a España, y ha dejado claro que corresponde al Gobierno español decidir si pide ayuda adicional a sus socios europeos.

Sin embargo, Óscar López, secretario de Organización del PSOE, ha señalado que el Gobierno debe seguir luchando para evitar un rescate, ya que “no hay rescate bueno ni rescate blando, lo hay o no lo hay”.

López ha calificado de “grave error” la ausencia de declaraciones de Rajoy este verano, y ha acusado al PP de gestionar Bankia de forma que haya sido necesario solicitar el rescate bancario.

“Y las condiciones no se debaten en el Parlamento español, sino en el de Alemania o el de Noruega, con la troika negociando en Madrid y sin que el Gobierno sepa lo que se está negociando”, ha insistido Gómez.

De Guindos no comparecerá en el Congreso

Después de saber las condiciones que exigirá el rescate bancario, el PP ha rechazado este martes la comparecencia del ministro de Economía, Luis de Guindos, para explicar las recogidas en el Memorándum de Entendimiento (MoU).

Según la ‘popular’ Matilde Asián, De Guindos ya ha comparecido cinco veces en el hemiciclo, y ha defendido que el debate de convalidación del memorándum será el momento para “explicar las características” del MoU, y ha rechazado la petición de comparecencia urgente del PSOE, Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), PNV y ERC.

Ante la negativa, el responsable de Economía del PSOE en el Congreso, Valeriano Gómez, ha exigido las explicaciones de De Guindos porque la “situación y la velocidad a la que se suceden los acontecimientos exigen explicaciones al mismo ritmo al que se producen”.

Gómez ha asegurado, en rueda de prensa, que su partido se “opondrá con todos los medios a su alcance” a un nuevo rescate a España, porque supondría aplicar a la economía “un nuevo paquete de ajuste”.

Ha destacado que se trataría simplemente de compra de deuda pública, alejándose de la situación de Grecia, Portugal o Irlanda, pero ha destacado que aún así, “exige políticas que interfieran en el ciclo recesivo, que aumenten la destrucción de empleo, que reduzcan el crecimiento y la recaudación”.

Además, ha incidido en la “nocturnidad” con la que se ha adjudicado a la empresa estadounidense Álvarez&Marsal la gestión del futuro ‘banco malo’, citando una información periodística que se hacía eco de declaraciones de “un portavoz del Ministerio de Economía”.

El socialista ha destacado la importancia de que De Guindos se ausente en el Congreso y no informe del tratamiento que se dará a los titulares de participaciones preferentes de entidades intervenidas con fondos públicos europeos.

Gómez ha instado a De Guindos a reformar la economía “sin necesidad de nuevos ajustes”, al contrario de lo que el ministro afirmaba en declaraciones al International Herald Tribune, cuando dijo “que si la CE o el BCE exigen hoy nuevos ajustes hay margen”. “Y decimos que no”, ha insistido el socialista.

Sin embargo, el presidente de IU-ICV-CHA, Cayo Lara, ha lamentado que haya “llovido mucho” desde la solicitud de comparecencia “urgente” del ministro, y ha reiterado que es necesario que el ministro explique las negociaciones mantenidas con Alemania y Francia, ante el aluvión de noticias económicas del verano.

El portavoz del PNV, Josu Erkoreka, ha ironizado con que el Gobierno no debería temer “una pulsión irrefrenable de comparecer a todas horas” ya que, “a diferencia de la compra de deuda pública, las comparecencias no generan adicción”.

Por su parte, Alfred Bosch, de ERC, ha pedido saber “cómo se está negociando el pago del rescate” y “qué recortes se están imponiendo desde fuera”, así como “hasta dónde está dispuesto a llegar el Gobierno”, a la vista de que hay “un abismo entre lo que se dijo y lo que se hará” en materia económica.

El portavoz económico de CiU, Josep Sánchez Llibre, ha dicho que instará al Gobierno a presentar en un mes una “hoja de ruta” sobre el rescate con calendario, mecanismos, tramos y finalidad de los recursos, junto a los costes para los contribuyentes y la solución a los afectados por las participaciones preferentes.

Los nacionalistas catalanes aprovecharán para exigir al Ejecutivo que destine parte de los fondos del rescate a la economía productiva para ayudar a generar empleo.