San Miguel >

San Miguel espera aún su playa

COSTA SAN MIGUEL
El alcalde espera tener el permiso medioambiental este año para poder ejecutar la obra. / MOISÉS PÉREZ

NICOLÁS DORTA | San Miguel

Hace más de diez años que los vecinos de San Miguel esperan una playa en condiciones. Uno de los destinos pioneros del golf en Canarias, con más de 3.000 camas turísticas, como es Costa San Miguel, no tiene una zona de baño de calidad, pues la playa de San Blas y el entorno, excepto el hotel que lleva su nombre, sigue igual, de callao, dificultando el acceso a todos los públicos. El Médano o Las Galletas, en Granadilla, y Arona, son las alternativas de baño más cercanas para los vecinos.

La idea del Ayuntamiento es convertir el callao en arena de machaqueo, colocar un dique semisumergido que evite las corrientes y remodelar todo el frente, con un paseo marítimo y una zona de aparcamientos. Pero, algo que a simple vista parece tan sencillo, sigue en su particular odisea. Desde 2001, el proyecto ha pasado por la mano de los alcaldes sin que ninguno haya conseguido sacarlo adelante. Así, todavía se está a la espera de los permisos medioambientales de la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental del Gobierno central, donde está Costas, para acometer una obra que, en su día, se presupuestó en 7,6 millones de euros, incluyendo la regeneración, el paseo y la playa de San Blas, y más de 800.000 en la conexión peatonal con Los Abrigos. Este dinero ahora va a ser complicado conseguirlo, aunque “lo importante es dar salida al permiso de Costas y luego veremos”.

Así lo manifestó ayer a DIARIO DE AVISOS el alcalde de San Miguel, Valentín González, quien espera que a lo largo de este año “al menos el asunto medioambiental esté solucionado”. La nueva playa de San Blas, todavía en plano, sería uno de los potenciales de Costa San Miguel, que se caracteriza por un turismo tranquilo, de deporte (con el Golf del Sur y Amarilla Golf) junto a la práctica de vela en el puerto deportivo.

“La única manera de fidelizar a más clientes es que tengamos esta playa. Ya sabemos que el hotel San Blas y la Reserva Ambiental tiene su atractivo, pero este se multiplicaría si hubiera sitio para bañarse en unas condiciones para toda la familia”, dijo el alcalde. “Incluso hubo un tiempo en que el hotel San Blas estuvo interesado en acometer obras, pero el presupuesto era muy grande”, añadió. González asegura que después de los primeros contactos con Costas este año ha reclamado que se agilicen las gestiones.

Fidelizar el turismo

“A estas alturas, no se entiende que un municipio como el nuestro, con más de 3.000 camas turísticas, dos campos de golf, un puerto deportivo, planta hotelera de calidad, y con un mercado y una tradición turística consolidada, estemos sin una playa adecuada para el baño y con las mínimas garantías de seguridad, siendo un reclamo para los residentes y turistas de Costa San Miguel. La playa es un motivo imprescindible para fidelizar a los que nos visitan”, recalcó el mandatario sanmiguelero.

En este sentido, para Valentín González, la playa de San Blas ha sido y sigue siendo una reivindicación unánime, no solo de todos los grupos políticos del Consistorio, sino de todo el sector socioeconómico de San Miguel: comercial-empresarial, hotelero, trasporte. “Entendemos que es imprescindible para el definitivo desarrollo económico de Costa San Miguel, más aún en la actual situación, de ahí que sea urgente el desbloquear los temas técnico-ambientales que condicionan el visto bueno de la playa por parte del Estado, y una vez superado este escollo administrativo, trabajar para buscar la financiación pública o privada y sacar adelante el proyecto”, concluye.

[apunte]

Un proyecto estancado en la burocracia

-En abril de 2001, la Dirección General de Costas promueve el proyecto Acondicionamiento del Litoral de San Blas, redactado por VIATRIO INGENIEROS, S.L., en enero de 2004.
-El Ayuntamiento el día 24 de febrero de 2005, acordó ceder a Costas una parcela municipal de 8.636 metros cuadrados.
-El 29 de agosto de 2006 Costas decide separar el proyecto en tres, comprometiéndose a la financiación de la actuación marítima y la conexión con Los Abrigos. La parte terrestre la asumiría el Ayuntamiento.
-En marzo de 2007 Costas asume la totalidad de la financiación de las obras , ya modificadas.
-Actualmente se está pendiente del informe de sostenibilidad.

[/apunte]